Sara Carbonero abandona el hospital acompañada por Iker Casillas

  • Sara Carbonero recibe el alta tras una semana ingresada con motivo de una operación.
  • La periodista ha afrontado este nuevo bache de salud con optimismo y está deseando volver a su trabajo en la radio.

    Sara Carbonero regresa a casa acompañada por Iker Casillas y luciendo sonrisa. En la mañana del viernes 12 de febrero, la periodista abandonaba por fin la Clínica Universidad de Navarra de Madrid tras recibir el alta hospitalaria. Sara ingresaba en el centro el pasado día 5 donde era sometida a una intervención quirúrgica por una dolencia que nada tiene que ver, según ha confirmado su entorno, con el cáncer de ovarios que le fue diagnosticado en 2019.

    Iker Casillas, que no se ha separado en ningún momento de su mujer desde su ingreso, recogía a Sara en su coche. La pareja abandonaba junta el hospital y ponía rumbo a casa donde la periodista podrá terminar de recuperarse junto a sus hijos, Martín y Lucas, que seguro estarán esperándola con los brazos abiertos. Sara Carbonero saludaba y no podía ocultar su sonrisa por volver a su hogar.

    Aunque en un principio se pensó que su ingreso respondía a una recaída del cáncer de ovarios que la mujer de Iker Casillas padece desde 2019, pronto se informó desde su entorno de que la operación respondía a otra dolencia distinta. “La operación y la recuperación de la misma están siendo exitosas y la periodista podrá reincorporarse a su puesto de trabajo en la radio a principios de la próxima semana”, explicaba Sonsoles Ónega en el programa ‘Ya es mediodía’ el día antes de que Sara haya recibido el alta.

    Siete días después de su ingreso, Sara Carbonero por fin puede regresar a su vida normal y reincorporarse en cuanto sea posible a su puesto de trabajo como locutora en Radio Marca donde conduce el programa de entrevistas ‘Que siga el baile’. Durante su estancia en el hospital, que ha sobrellevado con optimismo y música, la periodista ha contado en todo momento con el apoyo incondicional de Iker Casillas.

    El ingreso hospitalario de Sara pillaba a todos por sorpresa tan solo dos días después de que ella cumpliera 37 años. Un día muy especial que la periodista reflejaba en sus redes sociales dejando este mensaje: “Hoy me decía una buena amiga que hay que celebrar sin mesura, que la vida es una vela soplada y un eterno deseo. Yo tengo muy claro el mío.”

    https://www.instagram.com/p/CK0xKTDDDjP/

    A post shared by Iker Casillas (@ikercasillas)


    Fuente: Leer Artículo Completo