Rocío Carrasco, emocionada con el vestido de José Perea inspirado en su madre

  • Rocío Carrasco: su vida, logros, decepciones y polémicas en imágenes
  • Rocío Jurado, todos los detalles de su vida
  • Las demandas de Rocío Carrasco: todos sus problemas judiciales

    Rocío Carrasco ha protagonizado una de las actuaciones más emocionantes de la última gala del Mediafest Night Fever. Junto a su amiga Anabel Dueñas con la que regresó hace unas semanas, la hija de Rocío Jurado ha interpretado un villancico que su madre cantó junto a Raphael cuando ella era solo una niña: ‘Los Campanilleros’. «Es un villancico que en mi casa era toda una tradición», explicaba Rocío antes de subir al escenario. Con un sentimiento especial y con la inestimable ayuda de los músicos que las acompañaban en directo, Rocío y Anabel han defendido a la perfección el villancico más flamenco de la noche. «¿Pero dónde tenías escondida esa voz, hija mía?», se preguntaba Adela González nada más terminar y es que todos han alabado la voz que poco a poco va soltando en sus actuaciones. «Ha sido tan buena que no parece parte de este concurso», aseguraba Castelo. Pero lo más emotivo para Carrasco estaba por llegar.

    Tras la actuación, en la que lució un impresionante vestido azul de cola diseñado por José Perea inspirado en una de las actuaciones de Rocío Jurado en las que interpretó este villancico, Rocío Carrasco se dirigió de la mano de Adela a uno de los rincones del escenario donde se encontraba una vitrina tapada con una lona. Bajo ella, una gran sorpresa para la hija de la cantante.

    «Es un vestido con la cara de Rocío Jurado que yo pinté porque para mi ha sido siempre una gran inspiración para vestir, y que formó parte de la colección de SIMOV, muy importante para mi y que no quise vender en su momento», explicaba José Perea después de desvelar la cortina. Un diseño que dejó boquiabierta a Rocío: «si me está bien me lo pondré, pero justo después va al museo», sentenciaba la hija de la cantante agradeciendo emocionada al diseñador cordobés el gesto, «tiene que estar ahí».

    Fuente: Leer Artículo Completo

    Noticias de estilo de vida