¿Qué estuvo Rocío Flores dispuesta a hacer por su madre?

En las últimas semanas mucho se ha hablado sobre el paso de Rocío Flores por ‘Supervivientes 2020’. Durante su estancia en Honduras, la hija de Rocío Carrasco y Antonio David Flores se lamentó en más de una ocasión de no tener contacto con su madre, llegando incluso a llorar sin consuelo al mismo tiempo que pedía que esta la llamara y le dijera que todo estaba bien. Pese a que la hija de Rocío Jurado haya asegurado en su exitosa serie documental que no se cree las lágrimas de su hija y que todo es un papel para transmitir a la audiencia una imagen de niña buena y desvalida, José Antonio Avilés, que compartió concurso con la joven, tiene una opinión muy diferente. El colaborador de ‘Viva la vida’, pese a que ya no mantiene el contacto con Rocío Flores, asegura que los sentimientos eran reales.

Tanto es así, que cuando les comunicaron la situación que había en España por el estallido de la pandemia por covid, la actual colaboradora de ‘El programa de Ana Rosa’ mostró una gran preocupación por su familia. Cuando la organización del reality propuso a los ‘supervivientes’ que, si ocurría algo con sus seres queridos, les avisarían, Flores comunicó que abandonaría la isla si peligraba el estado de salud de sus hermanos, su padre, Olga Moreno o su madre. Cabe recordar que esto nunca llegó a pasar y que la nieta de Rocío Jurado acabó siendo finalista.

¿Lágrimas reales o de cocodrilo?

Rocío Flores se mostró muy afectada en ‘Supervivientes’ por la falta de comunicación con su madre cuando el resto de concursantes recibieron las respectivas llamadas de sus familiares. La colaboradora de televisión pedía públicamente a su madre que le diese alguna señal que demostrase que se encontraba bien cuando acababan de declarar en el mundo la alerta sanitaria por pandemia mundial. Sin embargo, la joven no recibió la llamada de su madre. En el último capítulo de ‘Rocío, contar la verdad para seguir viva’, la hija de Rocío Jurado volvió a ver las imágenes de su hija llorando y aseguró que no se creía que sus sentimientos fueran reales.

“Sé que no es real, muy a mi pesar”, señaló. “Cuando está aquí siete años su madre es Olga y en Supervivientes su madre soy yo… Efectivamente, llevaba siete años sin saber nada de ella, siete años en los que no ha tenido ningún tipo de preocupación sabiendo cómo estaba y todo lo que había pasado y todo. No es real, no es verdad”.

A mí mi hija nunca me ha felicitado por mi cumpleaños, jamás, pero sí lo hizo por la tele. Tuvo que irse a un reality a miles de kilómetros y tenía que ganarse de alguna manera el favor de la gente. Si hubiese querido hacerlo en privado lo hubiera hecho, nunca lo hizo, eso no es verdad… No tiene sentido ninguno, en las cosas que dice no hay ni un ápice de verdad“, continuó diciendo.

Todo es un guion organizado por su padre. Lo creo porque conozco a mi hija. No es la que ha salido ahí. Sabía lo que tenía que hacer para ofrecer la imagen de niña maravillosa, buena, desamparada… En ‘Supervivientes’ fue verdugo y víctima. Todo es culpa de este deshecho que es su padre”, sentenció.


Fuente: Leer Artículo Completo