Pippa Middleton llama Rose a su segunda hija

Pippa Middleton ha conseguido mantener su tercer embarazo prácticamente en secreto hasta las últimas semanas. Fue durante las celebraciones del Jubileo de Platino de Isabel II cuando pudimos confirmar que la hermana de Kate Middleton estaba embarazada, y apenas unas semanas después dio a luz a su tercer hijo, una niña. Pero afortunadamente no ha habido que esperar tanto para conocer el nombre elegido por Pippa para su hija: Rose.

La pequeña habría nacido a finales de junio y, según desvela la revista People, la pareja habría escogido el nombre de Rose. Este nombre no es precisamente de los más populares en Reino Unido, pues se ubica en el puesto 61 de los nombres más repetidos para niñas en 2020 en Inglaterra, según NameBerry. Se da la casualidad, eso sí, que las rosas son la flor del mes de nacimiento de la pequeña.

No es la única curiosidad del nombre elegido por Pippa y James. Rose apenas se lleva un año con la hija de Meghan y Harry, que también eligieron un nombre de flor para su pequeña, Lili. Con la elección de Rose, Pippa vuelve a apostar por un nombre clásico. Su primer hijo nació en octubre de 2018 y fue bautizado como Arthur, mientras que su segundo hijo, una niña, nació en marzo de 2021 y recibió el nombre de Grace.

Con el nacimiento de la pequeña Rose, Pippa y Matthew, que se casaron en mayo de 2017, se convierten en familia numerosa. Esta no es la única novedad de la familia. Según han publicado numerosos medios británicos, la pareja planea abandonar Londres, siguiendo los pasos de Kate Middleton y el príncipe William, y establecerse en un lugar mucho más tranquilo, cerca de Bucklebury, la pequeña localidad en la que se criaron Kate y Pippa y donde siguen viviendo sus padres.

Allí, los Matthew Middleton podrían educar a sus hijos rodeados de naturaleza y estarían a solo 40 minutos de la nueva residencia de los duques de Cambridge, que planean trasladarse a Windsor a finales de este verano para que sus hijos comiencen allí el nuevo curso escolar en el mes de septiembre. Con esta decisión, George, Charlotte y Louis podrían disfrutar de un entorno más tranquilo y Kate y William estarían más cerca de Isabel II, que se trasladó a Windsor durante el confinamiento y ha hecho de esta localidad su lugar de residencia permanente.




Fuente: Leer Artículo Completo