Paz Padilla: “Quería que fuese una muerte bonita”

  • Paz Padilla regresa a un plató de televisión tras la muerte de su marido
  • Anna Ferrer, hija de la humorista, ha sido su gran apoyo

    Tras el fallecimiento de su madre y de su marido, Paz Padilla ha reaparecido en ‘Sábado Deluxe’ para explicar cómo se encuentra tras vivir el año más difícil de su vida. El marido de la presentadora, Antonio Juan Vidal, murió a los 53 años debido a un tumor cerebral el pasado mes de julio. Ahora, Paz Padilla ha vuelto al plató de televisión para explicar cómo ha vivido ella la muerte y cómo se encuentra después de haber pasado por este duro momento. “No se ha muerto mi marido, se ha ido mi alma gemela, el amor de mi vida”, ha reconocido visiblemente emocionada.

    La presentadora ha explicado que en un primer momento creyeron que lo que Antonio tenía era “estrés”. Sin embargo, un tiempo más tarde le llamaron para darle la noticia de que se trataba de cáncer. “Me lo dijeron del tirón, sin ningún tipo de delicadeza”, ha recordado. Además, ha confesado que en ese instante se fue al cuarto de baño a llamar a su hermana y allí fue donde se derrumbó. “Comencé a llorar y ya no he parado de hacerlo”.

    Cuando los médicos comunicaron que ya no podían hacer nada por su marido, Paz Padilla decidió llevarse a su marido a casa. “Yo aprendí a ponerle la morfina para que pudiese venirse conmigo. No quería que muriese en el hospital porque allí te ayudan a vivir no a morir”, ha confesado.

    A pesar de que lo pasó muy mal, la presentadora ha reconocido que nunca quiso que su marido le viese llorando. “Me ha dejado el legado de no tenerle miedo a la muerte”. ha reconocido.

    Durante los últimos seis días Paz Padilla decidió prepararlo todo para que su marido tuviese “una muerte bonita”. La humorista ha explicado que preparó con música zen, olor a lavanda y flores. “Yo me fui de viaje con él a Bora Bora en esa habitación”.

    La presentadora ha confesado que cuando supo que había llegado la hora se tumbó con él en su pecho y le dijo que le quería y que ya había llegado el momento. “Le pedí que me esperase y que volviese a por mí cuando llegue mi momento”.

    “Cuando ya no estaba vino nuestra perrita y todos nos metimos con él en la cama y le deseamos un buen viaje”, ha reconocido. Para Paz Padilla, lo importante en estos momentos es saber dejar ir a la persona.

    Lo que más reconforta en estos momentos a la humorista es saber que tarde o temprano se volverá a reencontrar con el amor de su vida. Un pensamiento que “le da calma”.


    Fuente: Leer Artículo Completo