Norma Duval: "Mi hijo Yelko ayudó a que nacieran los cinco cachorros de Luna"

Nació en Barcelona, en 1973 obtuvo el título de Miss Madrid y en los años 80 conquistó París, convirtiéndose en la estrella de la mítica sala Folies Bergère, tantas veces frecuentada por los impresionistas Toulouse Lautrec y Degas… El cine, el teatro y la televisión no se le resistieron, tampoco sus éxitos como empresaria. En la actualidad, es propietaria de Expo Mujer, una feria que pronto llegará a Madrid, además de ser imagen de Punto Roma, los bolsos Caladan y las cremas del Dr. Gray.

Tras muchos años, he vuelto a la casa de Norma Duval. En aquella ocasión vine a conocer a un miembro de la familia llamado Yuppi. Era un yorkshire muy mimado que se marchó hace tiempo.

Corazón Ahora tiene nuevos inquilinos.

Norma Duval Sí. Los perros tienen una vida más corta que los humanos y Yuppi nos dejó hace años. Ahora, tengo a India, una lhasa apso y a Galán, un bichón maltés.

C. ¿Es cierto que su hijo Yelko ayudó a nacer a India?

N. D. Totalmente cierto. La historia comenzó una tarde que fui a ver a mi hijo Yelko. Una vecina me abordó en la escalera y me dijo que no se podía hacer cargo de una perrita que tenía y que si nos podíamos quedar con ella. Me hizo tanta gracia que llamé a mi hijo y le dije: esta perrita, ahora que vives solo, te va hacer mucha compañía. Aunque al principio estuvo un poco receloso, enseguida se encariñó con ella y se la quedó. Se llamaba Luna.

C. Siento como si Norma me estuviera contando un cuento infantil. ¿Qué pasó con Luna?

N. D. Un día me levanté temprano para irme de viaje. Hacía poco que había salido de casa y me llamó Elena —trabaja conmigo desde hace muchos años— y me dijo: “Señora, señora, la perra está muy gorda…”. Yo le contesté: “sí, mi hijo le da muchas chuches…”, pero ella insistió: “señora, señora, esta perra está preñada, se la han regalado preñada”. Inmediatamente llamé a mi hijo para que llamara al veterinario. Cuando hablé con Yelko me contó la historia: “mamá, no hace falta, está pariendo”. Él ayudó a que nacieran los cinco cachorros que tuvo.

C. ¿Qué pasó con los perritos?

N. D. Los perros tienen mucho sentimiento y no somos conscientes de ello. Luna tenía tres años y era la tercera vez que paría y decidí dejarle una perrita, que la llamamos India y es la que estás viendo corretear. Me hubiera quedado con todos, pero yo ya tenía tres. A sus otros hijos les busqué un hogar. Se los regalé a unos amigos que sabía que los iban a cuidar bien.

C. ¿Dónde está Luna ahora?

N. D. Luna falleció y me quedé con India. Cuando la traje a casa se encariñó muchísimo con Alexia, una golden que la cuidaba como si fuera su hija. Pero era mayor y también se nos fue.

C. Era la segunda vez que India se quedaba sin madre, ¿cómo reaccionó?

N. D. En casa no quedaba nadie de su raza y se sentía muy sola, lloraba muchísimo. Casi cae en una depresión, y decidí traer otro perrito y aquí le tienes.

C. ¿Es el pequeño bichón maltés?

N. D. Sí. Se llama Galán y me costó mucho sacarlo adelante, estaba muy enfermo. Lo compré en una tienda que ha desaparecido y que los tenían en muy malas condiciones, pero me dio tanta pena que me lo quedé. Estaba lleno de parásitos y muy traumatizado. Me ayudó mucho Francisco Da Silva, educador de mascotas.

C. Supongo que a India le daría mucha alegría la llegada de Galán.

N. D. No te creas, al principio nos costó mucho que lo aceptara, pero ahora no puede vivir sin él. Juegan, se besan…

A Galán me costó mucho sacarlo adelante. me ayudó un educador de mascotas

C. Norma, ¿cómo es ella y cómo es él?

N. D. Los tres tenemos un ritual. A mí me gusta desayunar en la cocina y lo primero que tengo que hacer es saludar a Galán para que no se enfade y luego a India porque es muy sentimental y gran defensora de la familia, nos adora a todos, pero a la gente extraña no los quiere. Les persigue y trata de morderle los pantalones. Galán es como un bebé grande.

C. Creo que tenemos un perfil claro de cómo son India y Galán. Ahora me gustaría saber qué hace Norma Duval.

N. D. Desde hace diecisiete años soy la imagen de Punto Roma, de los bolsos Caladan y de las cremas del Dr. Gray.

C. ¿Ha tenido la tentación de subirse a los escenarios de nuevo?

N. D. De los escenarios me bajé hace muchos años. He tenido tentaciones, pero no me he decidido nunca. Hago lo que me apetece, estoy más libre que antes. Si volviera, creo que añoraría esta libertad.

C. Norma, en estos momentos proliferan los musicales, un género al que usted estuvo muy ligada.

N. D. El musical lo hemos hecho muy nuestro y hay unos profesionales maravillosos. A mí me encanta Rosalía. Me gusta la mezcla que hace: la fusión del flamenco, la ropa… Me parece fantástica. En este país hay mucho talento.

C. ¿Cuáles son sus metas actuales?

N. D. Lo que más deseo es que mis hijos estén bien, que tengan salud y que les vea felices. Y las niñas y toda mi familia.

Fuente: Leer Artículo Completo