Mónica Martínez: «Echo de menos la tele porque es lo que me gusta desde los quince años»

  • Matías Roure, Julianna Ro, Octavi Pujades y todos los ‘Gentes con Estilo’ de Diez Minutos.
  • Las 50 famosas más guapas del mundo.

    Mónica Martínez se puso, a los 15 años, por primera vez delante de una cámara y supo que lo suyo era la comunicación. Su curriculum en el mundo de la televisión es muy extenso. Por ese motivo, ha escrito ‘Método Suéltate’ (Alienta Editorial), donde da consejos para perder el miedo y lograr hablar en público y ante las cámaras con naturalidad. Esta es una de las características de la presentadora, que reconoce que echa de menos la televisión. Comparte profesión con su marido, Fernando Timón, con el que tiene dos hijos, Iván y Hugo.

    Mónica, ¿Qué encontraremos en este libro?
    Pues más que descubrirnos a nosotros mismos, el por qué nos pasa. Cada persona llega a ese punto de ansiedad o falta de confianza para hablar en público por un problema. En este libro intento explicar por qué les pasa eso y doy las herramientas para solucionarlo.

    ¿El libro surge porque no tienes propuestas de televisión?
    Yo dejé la televisión para irme al mundo editorial y dirigir una revista de estilo de vida, pero eso se acaba. Y en ese momento me parecía muy difícil volver a la tele después de dos años. En ese momento, hay gente que se me acerca y avala mi naturalidad al presentar eventos.

    «Yo le daría clases a cualquier político»

    ¿Echas de menos la tele?
    Sí, porque es lo que me gusta desde los quince años. Nunca imaginé que enseñando lo que a mí me gusta hacer, me iba a reportar tanta felicidad.

    ¿A quién has dado clases?
    A periodistas, deportistas… Todavía no le he dado clases a ningún político. Igual no se atreven, pero a alguno le haría mucha falta.

    Pablo Iglesias se formó con María Casado.
    No lo sabía. Yo le daría clases a cualquier político, aunque me gusta más formar a deportistas, porque he estado en el mundo deportivo y sé a lo que se enfrentan; o a artistas y periodistas, porque he estado ahí.

    Empezaste en ‘La quinta marcha’, ¿en qué ha cambiado Mónica Martínez?
    Ahora tengo mucha más seguridad. Lo primero ha sido formarme para estar segura. Tienes que tener mucha seguridad para transmitir al público.

    ¿Qué opinas de la televisión que se hace ahora?
    Es una pregunta complicada desde el otro lado. Yo creo que la televisión todavía no ha dado el salto que va a dar. La tele, si no se reinventa y adapta a la sociedad que estamos viviendo, se va a quedar atrás. Y eso se está notando en gente que ha dejado de verla o ve otros formatos audiovisuales. Hay que adaptarse, pero no competir con esas plataformas porque la televisión es otra cosa.

    En este libro das consejos, ¿qué consejos recuerdas que te hayan dado?
    El primero es que tienes que existir, porque yo intentaba hacerlo todo tan perfecto que se me olvidaba quién era.

    «En ‘Hable con ellas’ tuve una convivencia muy estrecha con todas mis compañeras. Hicimos muy buena amistad»

    ¿Eres muy crítica contigo misma?
    Yo siempre veía el primer programa para martirizarme y luego ya no me veo porque no me gusta nada. Me gusta mucho el directo porque soy muy natural y también hacer entrevistas mirando a los ojos, y eso en la tele no se hace.

    Uno de tus últimos programas fue ‘Hable con ellas’ (Telecinco) y había entrevistas.
    Fue un programa en el que tuve quecambiar, porque los personajes que iban tenían relación con el corazón y yo no estaba acostumbrada. En ese programa tuve una convivencia muy estrecha con todas mis compañeras. Hicimos muy buena amistad.

    ¿Con Rocío Carrasco también?
    Sí, aunque no somos de salir todos los viernes.

    ¿Te pidió consejo para la docuserie?
    No, porque ella tiene muchas tablas delante de las cámaras. Creo que ha hecho muy bien en decir todo. Era algo que muchos ya sabíamos, y quizás pensábamos que no iba a saber nadie más. Por lealtad a ella no lo íbamos a contar, pero en el momento en que lo contó, yo me sentí liberada porque ya no era un secreto.

    ¿Qué es lo que te falta por hacer?
    Radio, y tampoco lo he intentado nunca.

    Mira Sara Carbonero en Radio Marca.
    Yo la conocí cuando era becaria en esa radio, porque yo estaba en Real Madrid Televisión.

    Cada vez hay más mujeres en el mundo deportivo, pero buscan chicas guapas.
    No sé si se busca o lo buscamos. Me parece bien que haya mujeres. Es muy difícil y tienes que demostrar mucho más que los hombres. Lo he vivido muchos años. Si eres chica tienes que demostrar el doble y si eres guapa, ya no te quiero ni decir.

    https://www.instagram.com/p/CVz8WJEqN0h/

    A post shared by Mónica Martinez Coach (@monicamartinezcoach)

    ¿La tele es machista?
    Va por rachas. Ahora hay muchos más hombres presentando. No sé el porqué. Debemos olvidar ya el género. Deberíamos fijarnos en si lo haces bien o mal.

    Tú estás casada con un periodista, ¿hay celos profesionales?
    No, al contrario, porque te puedes ayudar más. No hay rivalidad.

    ¿Cómo es estar casada con Fernando Timón, un hombre que está en la lista de los más atractivos de la revista ‘Shangay’?
    Es un orgullo porque yo también le considero atractivo.

    Tenéis dos hijos, ¿les aconsejarías que siguieran tus pasos?
    No me gustaría que se dedicaran a esto porque es un mundo muy difícil y duro. Por muy válidos que sean, van a estar mucho tiempo sin trabajar.

    ¿Has sufrido por estar parada?
    Mucho, porque no ¡entendía que si íbamos bien de audiencia se acabara el programa. Hay razones que se me escapan.

    «Me encantaría entrevista a Oprah Winfrey o a Letizia»

    Has entrado en el hogar de todos los españoles, ¿te costó ser famosa?
    Siempre me he considerado popular, porque mi popularidad me viene de mi trabajo.

    Dices que te gusta hacer entrevistas, ¿a quién entrevistarías?
    Me encantaría a Oprah Winfrey, porque es la que hace siempre las súper entrevistas. A nivel nacional, igual a Letizia.

    Hubo una época que os comparaban físicamente.
    Me gustaría entrevistarla, pero en una entrevista humana. Ella tenía una carrera y era muy perfeccionista, como yo.

    ¿Es un problema ser tan perfeccionista?
    Casi siempre, porque no consigues disfrutar de tu éxito. Llega a ser frustrante porque piensas que puedes llegar a más.

    ¿Qué es lo más duro que te han dicho?
    Hace poco me dijeron que no estaba en el escalón adecuado de locura para presentar en este momento. Llevo muchos años en esto para cambiar ahora.

    Estilismo: Isabel Dorado. Maquillaje y peluquería: Pablo Cerdán. Agradecimientos: Restaurante Casa Mono. Calle del Tutor, 37. Madrid. Telf: 914 529 552. www.casamonomadrid.com

    Fuente: Leer Artículo Completo