Melissa Jiménez: "Ahora hablo en ‘idioma madre’"

Apenas han pasado cuatro semanas desde que nació su hijo Max, pero parece que Melissa Jiménez ya está en plena forma. Afincada en Sevilla desde hace casi dos años, la periodista estuvo en Madrid por unas horas para asistir a una cita de lo más navideña. Jiménez se reunió con Samantha Vallejo-Nágera para el ya clásico taller de galletas navideñas hechas con Nutella.

Y hasta allí nos acercamos para verla cocinar y charlar con la periodista, que nos habló de sus nuevos proyectos, de cómo está viviendo eso de tener familia numerosa y de su vida junto al futbolista Marc Bartra y sus hijos en la capital hispalense, un lugar que dice le “gusta mucho” y en el que “las niñas están muy contentas”.

Fue el pasado 28 de octubre cuando Jiménez dio a luz a Max, su tercer hijo y parece que todos en casa están felices con la llegada del benjamín, incluidas sus dos hermanas mayores, Gala, de cuatro años y Abril, de casi dos. “De momento vamos bien. El chiquitín es muy pequeño todavía y estamos todos acostumbrándonos, pero con organización creo que podemos con todo. Y es muy divertido. En casa no te aburres, la verdad”.

Y es que con tres pequeños no hay mucho espacio para la tranquilidad. “Los niños no paran, pero te ríes mucho. Sí que es cierto que dependen mucho de ti y que tengo que estar pendiente de los tres porque los tres me reclaman y cada uno tiene sus cosas, pero ahí estamos, repartiéndonos las tareas”. ¿Cómo lo hacen? “Gala es más fácil que haga planes con su padre, ella ya es más independiente, le encanta jugar y pasar tiempo con Marc. Abril también, pero es cierto que yo ahora estoy más tiempo con el recién nacido”.

Ya que acude como pinche en un taller de cocina… ¿Quién se pone a los fogones? “soy la que cocina en casa, pero no es mi fuerte. Soy buena en otras cosas, pero la cocina se me queda un poco en lo básico… y lo básico a veces no me queda como me gustaría”, confiesa entre risas.

¿Y quién es el más goloso? “Gala, la hermana mayor. Le encanta el chocolate. No es mucho de chucherías, pero el chocolate es su perdición. Yo con el tiempo también me he hecho más golosa. Marc no lo es mucho, pero es que él se cuida mucho”.

Habla de su familia y se ilumina el rostro. En solo cinco años, los que lleva con su marido, su vida ha cambiado mucho: pasó de Barcelona y el mundial de motociclismo a mudarse primero a Dortmund y ahora a Sevilla; y de la soltería a una vida de madre de familia numerosa. ¿Es complicado no descuidar la pareja con tres hijos? “Bueno, hay que recolocar y reorganizar cosas, eso es superimportante. Y nunca hay que olvidarse de tu pareja. Jamás. Porque al final es lo que da pies y cabeza a la familia y si eso está fuerte, todo lo demás sale mejor. Hay que apoyarse mucho, tanto yo a él como él a mí, como ha hecho. Creo que por eso se nos ve bien. Yo estoy muy feliz”.

Tras este tercer embarazo, del que por cierto se ha recuperado a una velocidad asombrosa, aún es pronto para lanzarse al mundo laboral de cabeza, pero Melissa ya tiene claro en qué dirección quiere ir. “Hay que renovarse y enfocar las cosas a tus necesidades. Ahora, en mi día a día, hablo en ‘idioma madre’: cumpleaños, eventos para el cole… todo es sobre los niños. Estoy tan metida en eso que me gustaría profundizar”.

¿Va por el tema infantil su futuro? “Bueno quien dice enfocarse en los niños dice en algo más familiar. Estoy abierta a todo. En este momento me veo haciendo algo más familiar, escribiendo, que me encanta o haciendo más cosas de televisión”.

Por lo pronto, ya tiene algo en ciernes pero aún habrá que esperar un meses para verlo: “Voy a lanzar una colección cápsula de prendas con una amiga. Tampoco quiero adelantar mucho, pero está todo relacionado con niños, auque quizá más enfocado a futuras mamás que a las que ya lo son y creo que es algo que puede gustar mucho”.

Fuente: Leer Artículo Completo