Meghan y Harry rompen el protocolo real al pedir el voto en las elecciones de Estados Unidos

El príncipe Harry y Meghan Markle se han pronunciado sobre las próximas elecciones estadounidenses en una medida que ha provocado algunas críticas en relación al protocolo de la familia real de permanecer políticamente neutrales.

En un vídeo de la revista Time como parte de la lista anual de las 100 personas más influyentes del mundo, Harry y Meghan, aparecen desde lo que podría ser su nueva casa en California. En él, Harry insta a los votantes a "rechazar el discurso de odio, la desinformación y la negatividad en Internet" y Meghan añade que la carrera presidencial del próximo mes será la "elección más importante de nuestra vida" y pide a los estadounidenses que usen su voto.

Harry señala que no puede votar en los comicios estadounidenses porque es ciudadano británico y revela que nunca había votado en el Reino Unido, donde la realeza tradicionalmente se mantiene alejada de la política. Meghan afirma: "Estamos a solo seis semanas del día de las elecciones y hoy es el día nacional de registro de votantes", añadiendo que "cada cuatro años nos dicen lo mismo, que esta es la elección más importante de nuestra vida. Pero esta lo es (…) Cuando votamos, nuestros valores se ponen en práctica y nuestras voces se escuchan. Tu voz es un recordatorio de que eres importante, porque lo eres y mereces ser escuchado".

Harry comenta: "A medida que nos acercamos a noviembre, es vital que rechacemos el discurso de odio, la desinformación y la negatividad en Internet (…) Cuando lo malo supera a lo bueno, para muchos, nos demos cuenta o no, se erosiona nuestra capacidad para tener compasión y nuestra capacidad para ponernos en el lugar de otra persona. Porque cuando una persona se instala en esa negatividad en Internet, los efectos se sienten exponencialmente. Es hora de no solo reflexionar, sino actuar".

Durante el vídeo, la pareja no respalda a ningún candidato específico, pero el gesto sin duda llamará la atención, ya que se espera que la realeza permanezca apolítica, lo que significa que nunca participará en las elecciones, votaciones o actividades relacionadas.

Desde que dejaron el cargo de miembros de la realeza y se mudaron al otro lado del charco, Harry y Meghan no han rehuido de su participación en la política.

A principios de esta semana, la activista feminista Gloria Steinem le dijo a Access Hollywood que Meghan se había unido a ella para llamar a los estadounidenses y pedirles que votaran. En la entrevista, Steinem dijo: “Vino a casa a votar. Lo primero que hicimos, y la razón por la que vino a verme, fue que nos sentamos a la mesa del comedor donde estoy ahora y llamamos a los votantes por sorpresa".

Artículo publicado en Tatler y traducido. Acceda al original aquí.

Fuente: Leer Artículo Completo