Meghan Markle y Enrique de Sussex están a punto de conocer a su hija, ¿qué papel ocupará en la monarquía británica la nueva nieta de la reina Isabel II?

Archie va a ser hermano mayor en breve. La duquesa de Sussex, Meghan Markle anunció su segundo embarazo el día de los enamorados en un estado bastante avanzado de gestación. Todo apunta a que la fecha del parto es inminente, aunque en esto, como en muchas otras cosas que tienen que ver con Enrique de Sussex desde que se fue de Inglaterra, la pareja no ha querido dar ninguna pista a los medios de comunicación ni a los curiosos.

Ya sabemos que la fecha estimada del parto es al final de la primavera y que las casas de apuestas británicas quieren que la hermana que convertirá a Archie Mountbatten-Windsor en hermano mayor se llame Diana… pero poco más hay que añadir. De hecho, al salirse de la casa real británica podría darse la circunstancia de que la niña ya haya nacido y nadie lo sepa porque los duques de Sussex ya no están obligados a hacer un anuncio oficial del nacimiento de sus herederos como sí sucedía antes.

El nacimiento de Archie fue anunciado con oficial de la casa real británica dos días después de que el niño viniera al mundo, pero el de su hermana podría demorarse todo el tiempo que sus padres estimen oportuno, días, semanas o meses. Lo que sí tenemos claro es qué lugar ocupará la nueva nieta de la reina Isabel II en el complicado mundo royal británico.

¿Podrá aspirar la niña de los duques de Sussex al trono inglés?

A pesar de que Enrique de Sussex y su mujer renunciaron a ser miembros de la familia real, él sigue siendo príncipe y sus hijos permanecen en la línea sucesoria del trono inglés. Cuando su primer hijo, Archie, vino al mundo hace ya dos años, el niño se convirtió en el séptimo heredero posible al trono que ahora ocupa la reina Isabel II.

Por delante del hijo de Enrique de Sussex en la línea del trono está en primer lugar su abuelo, Carlos de Gales, hijo de la reina; el segundo lugar lo ocupa su tío, el hermano de Enrique de Sussex, Guillermo de Cambridge; el tercer, cuarto y quinto lugar los ocupan sus primos, los hijos de Kate Middleton y Guillermo de Cambridge y el sexto es su propio padre, Enrique de Sussex.

Cuando nazca la hija de Harry y Meghan, la niña se convertirá en la octava en la línea de sucesión al trono después de su hermano, su padre, sus primos, su tío y su abuelo. Eso sí, con su nacimiento la niña desplazará de su puesto al príncipe Andrés de York, hijo de la reina Isabel II, que perderá su lugar en la fila para convertirse en el noveno en la línea sucesoria.

Además de “colarse” a Andrés de York, la nueva hija de los duques de Sussex conservará su puesto en esa fila para heredar el trono nazca quién nazca a partir de ahora, cosa que no sucedía entre los niños y niñas de los Windsor hasta que no se aprobó en 2013 una ley específica para ello, es decir, antes si después del nacimiento de una heredera nacía un heredero varón, la niña era desplazada en la línea sucesoria por el niño aunque este fuera más joven. No sabemos qué títulos concederá la reina a la nueva hija de Meghan Markle (si es que le concede alguno), pero nadie podrá arrebatarle su octavo puesto en la línea directa al trono británico.

Fuente: Leer Artículo Completo