Mari Cruz Soriano: "Milu ha hecho que me dé cuenta de que cuando eres mayor necesitas la compañía de la juventud"

María Cruz Soriano nació en Portugalete (Vizcaya) el 23 de agosto de 1955. Periodista, pianista, empresaria, presentadora de televisión y locutora de radio, con 17 años comenzó a trabajar en Radio Popular de Bilbao. De ahí pasó al Centro Territorial de TVE a presentar Informativos. La fama a nivel nacional le llegó a los 22 años, cuando sustituyó a Isabel Tenaille en ‘Gente hoy’. En 1977 presentó junto a Miguel de los Santos el festival de la OTI y en 1980 el de Eurovisión, el Festival de la Canción de Benidorm y el de la Hispanidad, retransmitido desde el Madison Square Garden de Nueva York. También presentó programas musicales como ‘Blanco y Negro’ y ‘Así como suena’. Tras el fallecimiento de Encarna Sánchez, se hizo cargo del programa ‘La tarde’ de Cope. En 2018 regresó al ente público con el programa de entrevistas ‘Gigantes’ de La 2. “Nací en la radio y me gustaría terminar en la radio”, ha asegurado en más de una ocasión.

Hoy Corazón Mari Cruz Soriano me ha transportado al año 2008 para contarme la historia de Bambi, una de sus perras. ¿Qué ocurrió aquel año?

Mari Cruz SorianoEra un verano muy caluroso y celebrábamos la Expo en Zaragoza. Mi hija me avisó que había una perrita en la puerta. Cuando fui a verla me encontré con un animal maltratado en grado extremo. Esos años fueron muy duros para mí, de mucha actividad. Estar casada con un político en España —Juan Alberto Belloch, exministro de Interior y alcalde de Zaragoza por el PSOE— es un pasaporte a la desgracia, afecta y salpica a la familia, que no está preparada. Y Bambi me ayudó muchísimo. Yo la cuido con esmero y no sé cómo lo voy a pasar cuando no esté.

H.C. Bambi tuvo mucha suerte al encontrar una familia como la suya, amante de los animales. ¿Fue complicada su adaptación?

M.C.S. No. Se adaptó sin problemas. Durante estos años la he visto hacer cosas sorprendentes, como traer pájaros heridos a casa para que los curásemos. Estuve hospitalizada el verano pasado por una infección y me tuvieron que operar en dos ocasiones. Cuando volví definitivamente a casa, Bambi había dejado de comer y como no sabía lo que me pasaba, lloraba. En esta vida, para los amantes de los animales, siempre hay uno que te roba el corazón, y en mi caso es Bambi.

H.C. Pero Bambi tiene una compañera.

M.C.S. SÍ. Milú, como el perro de Tintín. Estaba abandonada en el campo a pleno sol cuando la encontramos. Tiene dos años y se ha comido las patas de todos los muebles. Al principio me costó adoptar a Milú porque pensé que Bambi sufriría. Pero ha ocurrido todo lo contrario: la pequeña le ha dado vida. La obliga a hacer mucho ejercicio. Es muy vital, cariñosa, le encanta dar besos y siente debilidad por Alberto. Milú ha conseguido que me diera cuenta de que cuando eres mayor necesitas la compañía de la juventud.

H.C. ¿Qué aportan a su vida?

M.C.S. Felicidad. Soy feliz cuando salgo por la tarde al campo con mis perras. Los animales nos dan muchos beneficios.

“Si la gente supiera cómo funcionan algunos criaderos se que­darían tan horrorizados que jamás comprarían un perro”

H.C. Cientos de perros son abandonados todos los años en España. Bambi y Milú son adoptadas. ¿Cómo se conciencia a la gente para que adopte?

M.C.S. No solo hay que adoptar por el abandono. Si la gente supiera cómo funcionan algunos criaderos se quedarían tan horrorizados que jamás comprarían. Hay razas a las que están deformando genéticamente. La Ley tiene que actuar con urgencia, yo cerraría cualquier negocio de venta de animales. Hay que endurecer las penas y crear una estructura que proteja a los animales. Esta sociedad está revelando tantos agujeros. Lo hemos visto ahora con el Covid-19. Creíamos que teníamos una sanidad magnífica y hemos dejado a los profesionales de la Sanidad sin protección.

H.C. ¿Cuáles son las carencias de nuestra sociedad?

M.C.S. El problema de España siempre es el mismo: la cultura. Un país culto es un país que ama la naturaleza, protege y cuida las especies… Un país inculto y bárbaro es un país que destruye. La cultura ha fracasado en nuestro país, lo dice el Informe PISA, la tasa de abandono escolar es la más alta de Europa. Sé que soy muy dura.

H.C. ¿Y la sociedad es consciente de los momentos graves que vivimos?

M.C.S. Me gustaría dar pellizcos de monja y patadas en las espinillas a los medios de comunicación. Estamos viviendo una pandemia aterradora con miles de muertos, pero no se nos ha contado la gravedad y lo estamos viendo ahora, cuando sale la gente a la calle como pollos sin cabezas, haciendo botellones… En España necesitamos ver con crudeza la realidad. Quizá los medios lo han hecho con la mejor intención, pero ha sido un error.

H.C. Mari Cruz Soriano tiene muchas cosas que contar, ¿qué medio elegiría para hacerlo?

M.C.S. La radio. Tengo todos los premios de la radio, me encanta. Es un medio que me ha querido mucho y me siento muy orgullosa de mi TP de Oro (1979). Yo nací en la radio y me gustaría terminar en la radio.

Fuente: Leer Artículo Completo