Madonna, censurada en Instagram por compartir un bulo sobre la vacuna del coronavirus

Desde que comenzó su carrera hace más de 30 años, la censura siempre ha perseguido a Madonna. Pero lejos de suponer un problema para ella, los continuos escándalos que ha protagonizado han sido esenciales para hacerse con el título de reina del pop. Más que nada porque al final el tiempo siempre le ha dado la razón.

Sobre todo en lo que se refiere a la liberación de la mujer y al derecho a disfrutar de su propia sexualidad sin ser juzgada. Y la mejor prueba de ello es que cosas presuntamente indecentes que hacía en los 80, como simular una masturbación sobre un escenario; hoy en día ya no asustan a nadie

Pero que Madonna haya sido una visionaria la mayoría de las veces no significa que de vez en cuando no se equivoque. Y lo que es peor para ella: que su opinión sea justificadamente censurada por el bien de la sociedad, que es justo lo que le acaba de pasar a su última publicación en Instagram.

Siguiendo la estela de amigos como Miguel Bosé, la cantante tiene unas opiniones muy particulares sobre la actual pandemia sanitaria. En concreto, creer en teorías de la conspiración que afirman que “la vacuna contra el coronavirus existe desde hace meses” pero que los gobiernos se niegan a usarla para poder “controlar a la población a través del miedo y así permitir que los ricos se hagan cada vez más ricos y los pobres cada vez más pobres”.

Al menos eso es lo que la autora de Like A Virgin aseguraba en una publicación en sus Stories en la que compartía un polémico vídeo de una doctora llamada Stella Immanuel. Una mujer que afirma haber curado ya a 350 pacientes de la Covid-19 con hidroxicloroquina, terapia que la ciencia no aconseja tal y como se explica en la noticia a la que Instagram deriva en el aviso de ‘Fake News’ con el que ha censurado a la cantante.

De momento Madonna no se ha pronunciado sobre esta supuesta agresión a su libertad de expresión y opinión. Y decimos supuesta porque mentir deliberadamente, sobre todo en temas tan delicados, nunca debería ser defendido como una opinión.

Claro que igual su silencio sobre esta censura tiene más que ver con la vergüenza que debe sentir ahora mismo al descubrir que defiende las mismas teorías conspiranoicas sobre la pandemia que su odiado Donald Trump, cuyo hijo fue precisamente también censurado ayer en Twitter por compartir el mismo vídeo. Esperemos que eso le haga reflexionar.

SUSCRÍBETE AQUÍ a nuestra newsletter para recibir todas las novedades de VANITY FAIR

Fuente: Leer Artículo Completo