Lucía desvela qué ha sido lo peor que le ha pasado este año

  • Lucía e Isaac: los dramas por su casa no acaban nunca
  • Lucía Sánchez cuenta cómo fue su reconciliación con Isaac: «Sólo hablábamos para pelear»

    La vida de Lucía Sánchez ha dado un giro radical en este último año. Tras convertirse en una de las grandes protagonistas de ‘La isla de las tentaciones 3’, donde Manuel, su pareja de entonces, le terminó siendo infiel con una tentadora, la joven decidió repetir experiencia en ‘La última tentación’. En esta ocasión, la gaditana acudió junto a su actual pareja, Isaac, que también terminó cayendo en la tentación. Sin duda, unas deslealtades que han terminado pasándole factura.

    Ahora, Lucía ha querido hacer balance de todo su año y se ha sincerado con sus seguidores a través de su canal de ‘Mtmad’ confesando que para ella estos meses han sido muy duros. «Es el año de mi vida donde más he necesitado el apoyo de la gente y a la vez es cuando más me he alejado de ellos porque he sentido mucha vergüenza y cuando me pasa eso no quiero hablar del tema«, ha empezado reconociendo.

    La joven ha explicado que, aunque la primera vez que fue a la isla salió mucho más reforzada, durante su segunda participación vio cómo su autoestima se terminaba resintiendo. «Cuando confías tanto en alguien y te dan el palo de esa manera te hundes en la mierda», ha indicado sin poder evitar emocionarse al recordar el peor momento que ha vivido este año. «Mi verano ha sido una mierda se me hizo eterno. Estaba depresiva y no podía parar de llorar».

    Ahora, a pesar de que ha tenido que abandonar su casa y marcharse un tiempo a Barcelona junto a Isaac, Lucía se siente mucho más optimista respecto a lo que le depara el 2022.»Espero que este año que entra lo marquen las buenas experiencias, los viajes y poder vivir tranquila como vivía antes. Me voy de viaje con Isaac y espero que vengamos todavía mejor», ha confesado. Además, ha reconocido que ahora solo quiere tener mucho trabajo y salud sin recibir más críticas de sus ‘haters’.

    Fuente: Leer Artículo Completo