Los duques de Cambridge, en el punto de mira: ¿se han saltado las restricciones?

No pueden tener la fiesta en paz. En la familia real británica, si pusieran un circo, les crecerían los enanos. Estas Navidades, el foco de atención lo acaparan los duques de Cambridge, quienes habrían incumplido las restricciones impuestas por el organismo sanitario competente en Reino Unido en el tema de las reuniones en tiempos de pandemia.

Que nadie saque conclusiones precipitada, que no se montaron un fiestón como el de la hija de Guti y Arantxa de Benito, pero lo cierto es que habrían realizado una visita a la residencia de Norfolk de la reina Isabel II, donde se encontraban los Wessex. Allí es donde se habría violado esa norma que impide que haya más de seis personas en un recinto cerrado.

Porque allí habrían coincidido, junto a sus tres hijos, con Eduardo y Sofía de Wessex y los dos hijos de estos. Si echamos cuentas, nos salen nueve personas. De dos hogares diferentes. A pesar de las críticas que han recibido, cierto sector de la prensa (la misma con la que los duques de Sussex mantienen una batalla encarnizada en los tribunales) ha advertido que esta ‘regla de los seis’ se habría violado “sin darse cuenta”.

Quizás el más duro con ellos haya sido el ‘Daily Mail’, que subraya que no se puede hacer pensar a la población que hay unas reglas para el común de los ciudadanos y otra para los miembros de la casa real británica. Que, efectivamente, se lo estaban pasando de maravilla en un ambiente distendido, pero que no por eso hay que dejar de denunciar que su conducta fue inapropiada para los tiempos que estamos viviendo.

Máxima cuando todo esto ha sucedido a la vez que ese empeoramiento de la situación pandémica en el país y que ha llevado a varios países, entre ellos España, a cortar las comunicaciones con Reino Unido e impedir el tránsito de personas procedentes de allí. Y poco después de que Kate y Guillermo realizaran una gira por el territorio nacional para agradecer al personal sanitario el trabajo realizado durante estos meses. La polémica (real) está servida… de nuevo.

Fuente: Leer Artículo Completo