Los detalles de la crisis matrimonial de Antonio David Flores y Olga Moreno

Han intentado disimular. Hacer como que no ha pasado nada. Pero no. Antonio David Flores y Olga Moreno están en medio de una crisis matrimonial. No lo decimos nosotras, ha sido él mismo quien lo ha reconocido. En ‘Sálvame’, el programa en el que colabora y que se está planteando abandonar por el daño que le está haciendo a su relación la aparición de mujeres hablando de sus presuntos ‘affaires’.

“Toda esta situación está pasando factura en mi matrimonio”, reconocía el exmarido de Rocío Carrasco, que la semana pasada veía como Isabel Ávila aparecía en escena para airear una presunta infidelidad ratificada días más tarde por el polígrafo de Conchita en ‘Sábado Deluxe’.

De hace una semana a aquí mi relación con mi mujer no es la misma que hace 10 días. Es de sentido común”, explicaba Antonio, lamentándose de que, antes, hablaban “450 veces al día” y que ahora “son momentos, son frases, es todo como muy frío. Ya no hay risas”. Porque, al testimonio de Isabel hay que añadir las imágenes mostradas por ‘El programa de Ana Rosa’ de colaborador de Telecinco junto a su reportera Marta Riesco en una actitud que ha agrandado esa brecha matrimonial.

“Me molesta que se instale la retórica de que tengo un matrimonio de conveniencia”, continuaba, antes de poner de manifiesto que, durante todo este tiempo nunca ha pasado “ninguna crisis con Olga“. Y añadía: “Me caso con Olga en el 2009, pero llevo una relación en el tiempo de 19 o 20 años con ella. Jamás he tenido con mi mujer un problema de distanciamiento, de un enfado, de que ella se vaya a vivir a Sevilla y yo me quede en Madrid”.

Me duele ver a mi mujer así, porque no está preparada”

“Me duele ver a mi mujer así, porque no está preparada. Me ha pedido en varias ocasiones que me levante y que me vaya cuando se hable de chicas. Olga está sufriendo“, explicaba con gran pesar y esgrimiendo este como el argumento principal que le están haciendo plantearse abandonar un puesto de trabajo que le ha costado muchos años conseguir.

Flores se mantiene en la línea de que no ha hecho nada: “¿Perdón por qué? No tengo que ocultar nada ni esconderme de nada. Voy a aguantar el chaparrón de la mejor manera que pueda. Estoy trabajando aquí y me debo a mi programa. Si esto es lo que toca este mes o hasta que termine el autobús aguantaré”. Y terminaba con una frase rotunda: “No me imagino separado“.

Fuente: Leer Artículo Completo