Los Beckham tiran la casa por la ventana para la fiesta de 21 cumpleaños de su hijo Brooklyn

El reino de los Beckham necesita ir buscando un heredero. Su primogénito, Brooklyn, es un más que digno sucesor del estilo y la discreción con la que intentan caminar en su vida sentimental David y Victoria. Un joven que este miércoles cumple 21 años y que ha tratado de mantener el mismo hermetismo que sus padres en lo que concierne a su vida sentimental.

Sabemos que sale con la actriz y modelo Nicola Peltz, para la que los lujos no son algo nuevo: es hija del multimillonario Nelson Peltz. Una compañía excelente y a la que ya pudimos ver el pasado fin de semana en Miami junto a la familia en el debut de David en el palco como presidente de su Inter Miami. También se conoce que, cuando los Beckham acometieron las obras en su casa londinense el pasado otoño, hicieron una estancia separada para que Brooklyn y Nicola tuvieran independencia y privacidad.

Una fuente cercana a la familia ha declarado a ‘Heat World’: “Después de su última relación, Victoria está feliz porque Brooklyn haya encontrado que considera perfecto para él”. Una idea ante la que sería más reacio David, quien sin tener nada en contra de su nuera, sí que piensa que son demasiado jóvenes como para adquirir un compromiso.

Sin embargo, Brooklyn ha demostrado ser muy responsable. En 2017 se marchó a Nueva York a estudiar fotografía. Con tan solo 17 años, se convirtió en fotógrafo de la campaña de perfumes Brit de Burberry, y poco después expuso su propia obra, con retratos de escenas familiartes, en Christie’s. También tiene un libro de fotos, ‘What I see’. Si bien es cierto que la crítica no tuvo piedad y le juzgó como ‘hijio de’ y no como artista en ciernes, su interés por comenzar una carrera es digna de contar con el apoyo de sus padres.

Presentada la mujer que cuenta con el beneplácito de los padres del joven (el de David a regañadientes) y el interés de este por encontrar su hueco en el mundo laboral, diremos que el matrimonio está muy contento con su hijo mayor. Tanto que le tienen preparado una fiesta este fin de semana en la que se han gastado 114.000 euros y a la que están invitados, entre otros rostros conocidos, Guy Ritchie o Cara Delevingne. Aunque de manera íntima y extraoficial, podríamos estar ante algo similar a una puesta de largo, algo muy típico en ambientes chic.

Fuente: Leer Artículo Completo