Letizia ‘tripite’ su vestido verde con largo asimétrico

Letizia ha cambiado el rosa por el verde y el modelo de estreno por uno de su fondo de armario. Los Reyes han viajado hasta Granada para inaugurar la exposición’Odaliscas. De Ingres a Picasso’, compuesta por XX piezas de artistas como Ingres, Délacroix, Gérôme, Matisse y Picasso, entre otros, y procedentes de prestigiosas instituciones y colecciones privadas entre las que destacan el Musée du Louvre y el Musée d’Orsay.

Antes de visitar la exposición, en el Museo de Bellas Artes, en Palacio de Carlos V, los Reyes han posado en el Patio de los Leones de La Alhambra, donde ha recibido los aplausos y vítores de los curiosos que se habían acercado a verles. Un gesto que Felipe VI y Letizia han correspondido saludándoles, manteniendo siempre las distancias de seguridad.

Para la ocasión, la Reina ha recuperado su vestido verde de Maje, que estrenó en julio de 2019 durante la conferencia inaugural de los Cursos de Verano de la Escuela Internacional de Música de la Fundación Princesa de Asturias, en Oviedo. Y que volvió a lucir casi un año después durante su visita a Mallorca. Se trata de un diseño en crepe, verde con estampado floral, escote en pico, fruncido de gomas en la cintura y largo asimétrico. Letizia lo ha combinado con salones destalonados. Y su inseparable anillo de Karen Hallam.

El vestido no solo ha conquistado a Letizia, también se lo hemos visto a Belén Corsini, que el pasado 22 de mayo se casó con Carlos Fitz-James, el segundo hijo del duque de Alba.

Las exposición reúne un conjunto de piezas excepcionales que se presentan junto con objetos que formaron parte de los harenes nazaríes de los siglos XIII al XV, procedentes del Museo de la Alhambra, así como fotografías y un audiovisual sobre las odaliscas reales y soñadas del siglo XIX y XX en la danza y el cine, que pondrán de manifiesto y visibilizarán la vida cotidiana de estas mujeres, haciendo hincapié en las diferencias entre la realidad de las fuentes históricas y la ensoñación creada por los artistas en su construcción de la modernidad.

La exposición busca presentar cómo la odalisca se convierte en un tema clave, que recorre, de manera transversal, el siglo y medio de mayores transformaciones estéticas de la pintura occidental, mostrando la vigencia e importancia del tradicional desnudo femenino. A través de una serie de piezas emblemáticas se muestra la evolución de este asunto a lo largo de los siglos XIX y XX, así como el homenaje de artistas como Picasso o Matisse hacia pioneros de la modernidad como Ingres y Delacroix, lo que permite comprender cuestiones básicas de la gestación del arte moderno.

La muestra se acompaña de un catálogo científico que, además de reproducir todas las obras presentadas en la exposición, aporta ensayos de diferentes especialistas de distintos ámbitos de la historia y la historia del arte.

Fuente: Leer Artículo Completo