Las tres señales de que Madonna no acepta el paso del tiempo

El pasado 16 de agosto, Madonna cumplió 61 años. Lo celebró por todo lo alto, como suele ser costumbre en ella cada vez que hay algo por lo que brindar. Una fiesta de disfraces y mucho baile durante un fin de semana en el que quiso dejar claro que seguía siendo la misma. ¿El problema? Que ya no lo es.

La artista, que lleva casi cuatro décadas en la cresta de la ola, se resiste a aceptar que su condición física no es la misma que cuando comenzó en el mundo de la música. Sigue preparando espectáculos muy exigentes para un cuerpo que está empezando a darle señales de que debe bajar marchas si no quiere sustos.

Madonna ya tuvo que cancelar todos sus conciertos en Boston a finales de noviembre por problemas en la rodilla. Llegó a las Navidades cansada, exhausta. El pasado fin de semana, retomaba su gira ‘Madame X’ en Lisboa. Le toca cumplir con su público europeo, y las dudas sobre si su salud y su estado de ánimo le permitirán estar al 100% y en todos los puntos que ha fijado, son muchas.

Empeñada en taparse los ojos, Madonna decidía hace meses que este fuese el ‘tour’ con más fechas de toda su carrera. Justo ahora, cuando menos conveniente parece ser. Algo que preocupa en su entorno, sobre todo, porque no es la única parcela por la que está en el punto de mira.

A las críticas por su actuación en Eurovisión 2019 (con desafine inicial incluido), se une que, desde que rompiera con Guy Ritchie en 2008, no se le ha conocido pareja que se acerque a su edad. Sus ‘toy boy’ (tiene una colección de relaciones fallidas innumerables) se han convertido en una constante. En estos momentos, por ejemplo, mantiene un romance con un bailarín de 26 años (tan solo tres más que su hija Lourdes), Ahlamalik Williams (conócelo aquí).

Sin contar la querencia a entrar en el quirófano y someterse a tantos retoques que hoy, Madonna no es más que una caricatura de lo que fue. Por fuera, y por dentro. ¿Estamos ante el declive de uno de los grandes mitos de la canción de todos los tiempos?

Fuente: Leer Artículo Completo