Las fotos de Isabel II durante la II Guerra Mundial

El 8 de mayo es una fecha marcada en la historia del Reino Unido y también lo era en la mente y el corazón de Isabel II. El 8 de mayo de 1945 tuvo lugar el Día de la Victoria en Europa, cuando los Aliados de la Segunda Guerra Mundial celebraron la rendición de la Alemania Nazi. Una contienda que marcó el inicio de sus funciones públicas para Isabel II, que tenía trece años cuando empezó.

La que fue reina de Inglaterra pasó los primeros meses de la guerra en Balmoral y después la familia se mudó a Windsor. En 1943 acudió a su primer acto oficial en solitario, y dos años después ingresó en la rama femenina del Ejército británico. Vivió de cerca todo lo acontecido y por ello, los duques de Cambridge han querido recordar el importante papel que jugó Isabel II en la II Guerra Mundial.

«Durante la guerra, entonces Princesa Isabel, se unió al Servicio Territorial Auxiliar, donde se entrenó como mecánica, convirtiéndose en la primera mujer miembro de la Familia Real en unirse a los Servicios Armados como miembro activo a tiempo completo. Cuando las armas se callaron en este día en 1945, la princesa Isabel y su hermana, la princesa Margarita, se unieron a las multitudes jubilosas en el centro de Londres, la futura reina intentó permanecer en el anonimato durante las celebraciones colocando su gorra sobre sus ojos», cuentan Kate Middleton y el príncipe William.

Un bonito texto con el que quieren reconocer el papel de Isabel II en la historia, su dedicación y su compromiso con su pueblo. Y como la alegría de todos los ciudadanos británicos era también la suya. Son muchas las instantáneas que dan cuenta de aquella época.




Quizás lo que más llama la atención es que pudiera perderse entre el gentío y celebrar aquella victoria. «Les preguntamos a nuestros padres si podíamos salir y ver la celebración por nuestra cuenta. Recuerdo que estábamos aterrorizadas de que fuéramos reconocidas… recuerdo las filas de personas desconocidas uniendo sus brazos y caminando por Whitehall, todos fuimos simplemente invadidos por una marea de felicidad y alivio», contó Isabel II tiempo después en una entrevista. Una anécdota que también forma parte de los recuerdos de la familia Windsor y que ahora ha querido rescatar su nieto.




Fuente: Leer Artículo Completo