Lady Kitty Spencer habla de la boda de Meghan y Harry

La boda del príncipe Harry y Meghan Markle supuso un antes y un después para Lady Kitty Spencer. La sobrina de Lady Di fue una de las invitadas más destacadas de la gran ceremonia real gracias a un diseño en tono verde de Dolce & Gabbana, una acertada elección que no solo le llevó a protagonizar múltiples cabeceras de lado a lado del globo terráqueo, sino que le consagró como una verdadera it girl.

Un impacto de gran envergadura que rápidamente se reflejó en las redes sociales de la propia hija de Charles Spencer: de los 37.000 seguidores con los que contaba el día antes de la boda, paso a superar el medio millón en tan solo unas horas. “Me desperté al día siguiente, miré mi teléfono y pensé: ‘Ups, ¿tomé el de otra persona por error?'”, ha manifestado la propia Lady Kitty Spencer en una reciente entrevista a la cabecera Town & Country.

“Fue muy extraño y un poco abrumador”, añadía la sobrina de la princesa Diana haciendo referencia a esta repentina popularidad en el mismo medio. No hay duda que fue una entrada triunfal a la industria de la moda y el panorama vip.

A pesar de que la buena relación con el hijo menor de Lady Di hacía segura su presencia en la boda con Meghan Markle, la discreción que había logrado mantener durante más de dos décadas no nos hacían presagiar tal éxito.

En la actualidad, a sus 30 años de edad, Lady Kitty Spencer ha pasado a situarse como una de las prescriptoras más populares tanto dentro como fuera de las fronteras de Reino Unido gracias a su personalidad y el impecable estilo british que le define. Cada una de sus apariciones públicas se convierte en fuente de inspiración de miles de mujeres de lado a lado del globo terráqueo.




Fuente: Leer Artículo Completo