La ‘verdad piadosa’ de Jesús Mariñas sobre Julio y Rocío: «Ninguno podía con el otro y los dos lo sabían»

  • Los mejores artículos de ‘Verdades piadosas’, la columna de Jesús Mariñas.
  • Rosa Benito explica por qué se rompió la amistad de Rocío Jurado y Julio Iglesias.

    Julio Iglesias y Rocío Jurado tuvieron, padecieron y arrastraron una rivalidad nunca escondida, para qué iban a hacerlo si fomentar tal desavenencia aumentaba su ego. Que no era poco. En la distancia y lejanía que dan los años, ahora se ve que no dejó de ser un enfrentamiento absurdo. Ninguno podía con el otro y los dos lo sabían, de ahí ese encono permanente que sostuvieron hasta el final. Nunca bajaron la guardia ni rebajaron el encono sabedores de que tal rivalidad aumentaba su prestigio y leyenda. Se llevaban bien aparentemente y cara al público, pero la procesión y el malestar iba por dentro. Nunca pudieron disimularla y ahora otros resucitan aquel antagonismo mítico en que de forma equívoca situaban sus respectivas personalidades realmente opuestas y contradictorias, en lo humano y artístico.

    Mantuvieron las apariencias hasta que no aguantaron más. Así ha sido hasta hoy, cuando se desvela semejante contencioso y que Julio ‘traicionó’ a Rocío, que lo creía su mejor amigo. Era simple y descarado postureo que les permitió soportarse durante años. No pasó de eso, y no es poco, como acaba de reconocer Rosa Benito al sincerarse aparentemente sobre el dolor que arrastraba su excuñada. Demasiado evidente para ser auténtico, pero coló y lo creyeron. Así pasó a la historia pese a los repetidos encontronazos entre ellos, algo que nunca entendió.

    Julio volvió a dejar plantada a la estrella que nunca se acostumbró a semejante despego. Y malos modos. Volvió a dejar plantada a la estrella en el último contacto que sostuvieron. Ya no hubo otra marcha atrás y fingieron no sentirse afectados aunque la procesión fuese por dentro. Fue algo desacostumbrado para los medios, habitualmente muy comprensivos. Y más frecuentes y regulares, no en estos casos tan anormales aunque habituales, repito que era una España compleja, sensacional y asombrosa donde cabía de todo. Hasta eso tan chocante. Claro que no dejaba indiferente y de esta forma, sobreponiéndonos, íbamos resistiendo como la Jurado hizo al ser menospreciada por Julito. Se trata de historias para no olvidar, tal hizo inteligentemente la guapa chipionera. Pensó que era mejor lo ‘de pelillos a la mar’ y tal hizo, dejando a muchos con un palmo de narices igual que a muchos viendo cómo Julio se apuntaba a ese carro de oportunistas y aprovechados. Esto solo está empezando y me imagino lo que nos espera y de qué manera reaccionaremos.

    En su último adiós

    El cantante nunca reconoció su miedo a actuar con Rocío. Decían que Julio no se atrevía a competir con semejante torrente de voz. Quizás por eso la dejó plantada dos veces. En la imagen, con Miranda, en la capilla ardiente de La Jurado.

    Rosa Benito desvela los desplantes de Julio

    Ha sido la cuñada de Rocío quien ha desvelado que Julio dejó en la estacada a La Chipionera en dos ocasiones: una en Miami para grabar un tema juntos y la otra, en el último especial que ‘La Más Grande’ grabó antes de su muerte.

    Fuente: Leer Artículo Completo