La nueva vida en Portugal de Carmen Martínez-Bordiú

En julio de 2018, poco después de que se anunciara de manera oficial que ostentaría el título de duquesa de Franco, y en medio de las polémicas que rodeaban al Pazo de Meirás y las persecuciones ante el romance incipiente con Tim McKeague (‘Hoy Corazón’ te lo presentó antes que nadie), Carmen Martínez-Bordiú ya aseguró que buscaría un refugio lejos de España.

Un lugar donde estar tranquila y donde evitar ser noticia a cada paso que diera. Se habló de Portugal y, aunque la huida no fue inmediata, finalmente se instaló en el país vecino donde, ahora, disfruta de una vida tranquila al lado del ‘coach’ australiano junto al que ha encontrado la estabilidad emocional.

Es la revista ‘Hola’ la que ofrece los detalles de esa rutina llena de paz en la que se han instalado. Carmen adquirió un chalé de 600 metros cuadrados en Sintra, a unos 30 kilómetros de Lisboa, asentado en una parcela de unos 2000 metros cuadrados. Cuenta con piscina climatizada, un apartamento independiente para las visitas y vistas al mar. Y tres habitaciones, más que suficientes para su convivencia en pareja.

Martínez-Bordiú, que tuvo que hacer frente a la muerte de su madre en los últimos días de 2017, sintió como nunca la presión del personaje público y decidió poner tierra de por medio. Le ha funcionado, porque desde entonces se cuentan con los dedos de una mano las veces que se ha convertido en noticia o ha protagonizado algún titular.

Apenas se comentó la venta, hace aproximadamente un mes, de la última propiedad que tenía en Cantabria. Uno de los últimos recuerdos de su relación con José Campos. Tras 10 años con el cartel de ‘se vende’, consiguió deshacerse (según varios medios con un precio muy a la baja) del inmueble situado en la localidad de San Roque de Riomiera.

Fuente: Leer Artículo Completo