La mascarilla vasca de la reina Sofía que también es ecológica (como ella)

Este lunes, doña Sofía ha retomado su agenda pública después de haberse vacunado con la segunda dosis de la vacuna Pfizer. Lo ha hecho con un traje rojo de tweed, con broches de amapolas, para asistir a una reunión con la Federación Española del Párkinson. Además de su elegante chaqueta, el detalle que más ha destacado de su estilismo es su mascarilla: la firma la marca vasca Ternua y es ecológica.

La empresa guipuzcoana, especializada en equipación de alta montaña, nace de la inspiración de las experiencias de los balleneros vascos en Terranova (Ternua en euskera), que se materializa en una pasión por la naturaleza comparable a la que tiene doña Sofía. Ella es una royal moderna que consiguió que Felipe dejara la caza, participa en el rescate de tortugas y ha recogido basura de las playas, además de seguir preocupándose a diario por el reciclaje y la preservación de los espacios naturales. “Devolver al planeta lo que él nos ha dado” es una de las máximas principales de la casa, razón por la que no extraña nada que doña Sofía la haya escogido para protegerse del coronavirus. Utilizan algodón orgánico en sus prendas y protegen a las ballenas a su paso.

https://www.instagram.com/p/CNKCyFArpNV/

A post shared by Ternua (@ternua_official)

Peculiaridades de la firma que no han pasado desapercibidas para la reina, cuya elección de mascarilla parece haber sido por iniciativa propia, puesto que desde la firma no tienen constancia de haberle hecho llegar uno de sus productos. La que ha llevado doña Sofía, además de ser un producto sostenible, es especial donde las haya, puesto que su tecnología Polygiene ViralOff reduce la presencia de virus en un 99% tras dos horas en contacto con una superficie. Un potente antiviral que no podría ser más pertinente en esta situación y que convierte a este modelo higiénico -que no sanitario- en uno mucho más seguro que los de tela habituales.

Además de ser reutilizable, el material de esta prenda también tiene otras propiedades que mejoran su eficacia contra la pandemia. Mientras que con cualquier mascarilla debemos tener cuidado con el contacto con el agua -por ejemplo, si llueve- puesto que pierden su efectividad, esta es resistente a salpicaduras: su tejido las repele. Eso no quiere que con ella podamos despreocuparnos si se empapa, pero mantendrá más efectividad frente a salpicaduras que otras sin esta ventaja. Además, las partículas de su interior neutralizan los malos olores y su forma de ajuste 3D se adapta mejor al rostro que casi cualquier otro modelo que podamos encontrar, dos cualidades que la hacen mucho más cómoda de llevar.

La marca, que ahora forma parte de Ternua Group –dueños de Lorpen, Loreak Mendian y Astore– fue fundada en 1994. Comenzaron equipando a Alberto y Félix Iñurrategi en su escalada de los 14 ochomiles en estilo alpino y sin oxígeno asistido, revelan en su página web. En 1999 vistieron a Juanito Oiarzabal, primer alpinista español (y 6º mundial) en conquistar los 14 ochomiles. Tienen presencia en Portugal y varios países de Europa del Este, y destacan en Corea, Japón y Taiwán.

Nuestros periodistas recomiendan de manera independiente productos y servicios que puedes comprar o adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos en nuestros textos, Condenet Iberica S.L. puede recibir una comisión. Lee aquí nuestra política de afiliación.

Fuente: Leer Artículo Completo