La familia real sueca celebra su reencuentro con un idílico posado en su residencia de verano

La familia real sueca ha celebrado su reencuentro con un idílico posado familiar en la isla de Öland, donde, a orillas del mar Báltico, se encuentra el castillo de Solliden, su residencia de verano. "¡Juntos en Öland otra vez! Un reencuentro largamente esperado por el Rey. La familia, que después de mucho tiempo en diferentes lugares, ahora puede reunirse nuevamente en la ‘isla del sol y los vientos. Se desea a todos un feliz verano", ha escrito junto a la bonita estampa captada por el fotógrafo Jonas Ekströmer.

En una pradera rodeada de flores y árboles, los reyes, Carlos Gustavo y Silvia, están sentados en el centro de la imagen. A su alrededor, se dispone el resto de la familia: sus tres hijos, Victoria, Carlos Felipe y Magdalena, con sus respectivas parejas, Daniel, Sofía y Chris O’neill y sus ocho nietos, incluido el pequeño Julian de cuatro meses, el tercer hijo de Silvia y Carlos Felipe, en brazos de su madre. Los niños se distribuyen en la foto sentados en el césped, sobre un carro de labor antiguo o encima de un montón de paja ganando algo de altura. Algunos llevan florecillas en las manos, una forma de mezclarse con el paisaje y aportar dulzura al momento. Todos visten estilismos claros acordes con el lugar -en tonos blancos, rosas, azules y marrones- y reparten sonrisas.

La heredera al trono ha optado por un vestido de algodón de color blanco, midi y con manga corta. Tiene detalles de encaje en el cuerpo, las mangas y la falda y adornos de volantes. Se trata de un diseño de By Malin, firma sueca comprometida con la sostenibilidad. Por su parte, la princesa Sofía viste un vestido largo con manga de mariposa y con estampado de pequeñas flores de la marca noruega byTiMo que se inspira en la moda vintage para creaciones esta. La princesa Magdalena ha escogido un vestido tan romántico como el de las anteriores, también largo y con manga corta, de color blanco con pequeñas flores rosas, a juego con los vestidos de sus hijas, Leonor y Adriana. Lo firma LoveShackFancy, marca estadounidense, país en el que reside la princesa y que ha dejado temporalmente para disfrutar de un tiempo junto a su familia de la que ha pasado separada desde el comienzo de la crisis sanitaria derivada del coronavirus. La reina Sonia, por su parte, luce un vestido camisero con grandes flores estampadas en tonos tierra combinado con el estilismo del rey, relajado, con pantalón caramelo y camisa de suaves franjas.

Tres generaciones de la familia real sueca, y sus dos perros, Brandy y Río, reunidos en un momento único: es la primera imagen completa de la familia desde el verano de 2017, y no todos los que ahora aparecen habían nacido entonces.

Nuestros periodistas recomiendan de manera independiente productos y servicios que puedes comprar o adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos en nuestros textos, Condenet Iberica S.L. puede recibir una comisión. Lee aquí nuestra política de afiliación.

Fuente: Leer Artículo Completo