La emotiva despedida de Iker Casillas de sus compañeros del Oporto

El 11 de julio de 2015, el Oporto hacía oficial el fichaje de Iker Casillas. Emblema de la Selección Española y del Real Madrid durante muchos años, la llegada de José Mourinho al vestuario blanco y su falta de entendimiento con este, le llevó a tener una salida amarga del club al que había entregado sus mejores años.

Iker llegó junto a su familia a Portugal. No tardaron en acostumbrarse al nuevo país, en hacer amistades y en coger cariño aese escudo del que se despide. Lo hace después de ese vídeo con sus mejores paradas que el club le dedicó en sus redes sociales como agradecimiento a cinco años de trabajo leal. También tras ese infarto que ha terminado de retirarle de los terrenos de juego.

Pero Casillas pudo pisar anoche, de nuevo, el césped de ese estadio en el que tanto cariño ha recibido. Su equipo, el Oporto, ganaba el título de la liga nacional, y él dedicaba unas palabras muy emotivas a quienes han sido sus compañeros. A quienes le acogieron en ese momento amargo de su carrera en el que la afición del Santiago Bernabéu no se ponía de acuerdo y los aplausos eran tapados con silbidos.

“El tiempo hace olvidar casi todas las cosas. Eso dicen. Y que es el mejor remedio para curar momentos desagradables. Hacia 15 meses que no había vuelto a pisar Dragão (allá por abril de 2019 jugué mi último partido frente a Santa Clara) y tengo que reconocer que me volví a emocionar”, comienza ese texto junto a una foto en la que aparece en medio del campo.

El tiempo hace olvidar casi todas las cosas”

Un paseito para el área. Una visión panorámica del campo. Una mirada más duradera a las porterías… ¡Muchos recuerdos y sentimientos!”, echa la vista al pasado para recordar todo lo que le ha dado esta etapa en Portugal que llega a su fin.

“Ayer me alegré enormemente del campeonato conseguido. Los jugadores y el club @fcporto se lo merecen. Es un celebración distinta. SIN ALIÑO o DESALIÑADA (como les suene mejor). Esa lechuga fresca. Ese tomate sabroso. Atún para el que quiera. Cebolla, maíz,… Pero falta la dosis de sal, aceite y vinagre que cada uno quiera dar. Aún así, la gente celebró un campeonato. ESTE CAMPEONATO. Pasará a la historia por todo lo que ya sabemos de Covid-19 y tal. Espero que sea el último que se gana así. Y espero que el próximo, como es lógico, lo vuelva a ganar el @fcporto!! Parabéns”, termina Iker, que se marcha de Oporto como un ídolo. Como debería haberse marchado, también, de nuestra capital.

View this post on Instagram

El tiempo hace olvidar casi todas las cosas. Eso dicen. Y que es el mejor remedio para curar momentos desagradables. Hacia 15 meses que no habia vuelto a pisar Dragão (allá por abril de 2019 jugué mi último partido frente a Santa Clara) y tengo que reconocer que me volví a emocionar. Un paseito para el área. Una visión panorámica del campo. Una mirada más duradera a las porterías… Muchos recuerdos y sentimientos! Ayer me alegré enormemente del campeonato conseguido. Los jugadores y el club @fcporto se lo merecen. Es un celebración distinta. SIN ALIÑO o DESALIÑADA (como les suene mejor). Esa lechuga fresca. Ese tomate sabroso. Atún para el que quiera. Cebolla, maiz,… Pero falta la dosis de sal, aceite y vinagre que cada uno quiera dar. Aún así, la gente celebró un campeonato. ESTE CAMPEONATO. Pasará a la historia por todo lo que ya sabemos de Covid-19 y tal. Espero que sea el último que se gana así. Y espero que el próximo, como es lógico, lo vuelva a ganar el @fcporto!! Parabéns ⚪🔵 🏆🥇👏

A post shared by Iker Casillas (@ikercasillas) on


Fuente: Leer Artículo Completo