La drámatica situación de Caballito de Mar: de pisar los platós como novio de Falete a dormir en la calle

José Isaac Roffe irrumpía en la escena del mundo el corazón nacional de la mano de Falete (y de un falso secuestro que él mismo denunció y en el que fue ‘cazada’ al incurrir en contradicciones en su declaración). Pero el cantante se enamoraba de él y Caballito de Mar (como es conocido para el gran público), se hacía con un hueco en los platós. Días de brillo delante de las cámaras de los que han pasado 14 años. Unos días que, tras una ruptura para nada plácida, han quedado en el olvido para un hombre que, ahora, afronta una vida mucho más complicada.

Caballito de Mar lo ha perdido todo. Tanto que, tras su paso por la cárcel, ahora vive en la calle y, según relataba hace un par de días ‘El Español’, come poco y bebe más de lo que debería. Isaac ha sido visto no hace mucho en una situación que dista mucho de su aspecto aseado cuando se ponía delante de los focos de Telecinco. Su vida ha cambiado. A peor. A mucho peor.

Es cierto que llegó a negar haber tenido una relación con Falete y que sus apariciones en televisión, desde 2015, se limitaron a un puñado de actuaciones musicales en ‘Sálvame’. Hasta que fue detenido y encarcelado, dos años más tarde, por un presunto delito de malos tratos a la que era su novia por aquel entonces, a quien habría agredido físicamente.

Cuatro meses pasó en prisión. A su salida, volvió a verse salpicado por la polémica. En esta ocasión, por asociarse con Antonio Aguilera, otro ex de Falete. Isaac se había metido en el mundo del porno y junto a Antonio realizaron un vídeo en el que aparecían practicando sexo con una transexual a la que disfrazaron de Falete.

Hace mes y medio, era el espacio ‘Bámbola’, de YouTube, quien descubría el paradero de Caballito de Mar. Un amigo de este era el que daba el preocupante testimonio: “La última vez que lo vi, lo vi regulín… esta última vez, bueno, sus cositas, sus huelgas, sus historias… Estuvo mucho tiempo mal, eso sí te lo puedo decir. Lo vi bebiendo en la calle a las cuatro de la tarde y se lo dije. ‘¿Qué haces bebiendo, hijo, a esta hora?'”.

“Él me llegó a decir eso, que estaba hasta durmiendo en la calle. Yo le he echado una manita que otra y se lo dije: ‘Isaac, así no puedes seguir hijo. Un día vale, pero todos los días tampoco puedes estar en la calle…'”, añadía ese confidente que es el que ha encendido las alarmas sobre el estado de uno de los muchos rostros que han pasado por la televisión y han terminado por no saber gestionar la fama y cayendo en desgracia.

Fuente: Leer Artículo Completo