La caída en desgracia (también en su vida privada) de las Azúcar Moreno tras su paso por ‘Supervivientes’

Pocas veces hemos visto a Jorge Javier Vázquez tan enfadado como cuando se destapó el pastel del engaño de las Azúcar Moreno a Mediaset. Las hermanas Salazar entraron en ‘Supervivientes’ y salieron casi con la misma celeridad. Decían no querer hacer un mal concurso, que no estaban a gusto y por eso preferían coger el avión de vuelta a España.

“Jamás pensé que alguien podría hacer esas tretas para abandonar un concurso. Si se diera a conocer lo que habéis hecho en realidad no volvíais a pisar un plató ni un escenario. Sois unas liantas, no unas profesionales. Unas profesionales tangando”, estallaba el presentador, que se encontraba con la respuesta de ellas: “¿La gente no se equivoca? Nosotras no hemos tangado. Pedimos perdón, humildad lo primero“.

Lo cierto es que, una vez se sentaron en el plató para dar las explicaciones pertinentes en la entrevista de rigor de cada concursante que regresa de Honduras, la productora decidió prescindir de ellas. La guerra con las cantantes fue tal, que jamás aparecieron de nuevo en pantalla. Nunca se llegó a conocer qué había pasado realmente, pero, por lo pronto, no solo no cobraron ni un céntimo (se estimaba que se habrían embolsado unos 120.000 euros por su paso por el ‘reality’), sino que debieron abonar la sanción correspondiente por abandono.

Encarna y Toñi aceptaron la oferta del concurso porque tenían problemas económicos. Más esta última, que le debía una cuantía más que considerable a su abogada, Teresa Bueyes, en concepto de los trámites del divorcio con un Roberto Liaño. Ahora, es otro exmarido, Pedro Rilo (que también fue su mánager), el que aparece para complicarle las cosas.

¿A qué nos referimos? A que esa caída en desgracia de las hermanas Salazar continúa y él ha interpuesto una demanda contra quien fuera su esposa. Y los cargos que le señala no son minucias… Roberto acusa a Toñi de presunto robo y de delitos (también presuntos) de coacciones y amenazas. Un escenario que no haría sino complicar aún más las cosas para esta mitad de las Azúcar Moreno.

Es la revista ‘Semana’ la que, además de ofrecer la información, publica unas declaraciones de Rilo que van a traer cola: “Tengo miedo, no puedo ni salir de mi casa porque así me lo han aconsejado desde el Juzgado Número 5 de Marbella, donde he cursado la denuncia por allanamiento de morada, robo y amenazas por parte de mi expareja, Toñi Salazar, que ha dicho que va acabar conmigo“.

“Este miércoles a las 3:30 de la tarde se personó con más familiares suyos delante de mi casa, gritando para intentar meterse en mi casa. Tengo terror, estoy muy asustado. La policía la identificó y los vecinos vieron el escándalo que se montó. Se presentó a cumplir las amenazas reiteradas que viene haciéndome desde hace cinco meses por teléfono y mensajes escritos y que yo ya tengo denunciado en el Juzgado numero 5 de Marbella”, continúa con esa explicación en la que añade que le ha llegado a cambiar el bombín de la puerta principal de la casa, donde había entrado y sustraído algunas de sus pertenencias.

La versión de ella

A todo esto, ella ha contraatacado y ofrecido su versión en ‘Viva la vida’. Sí, a pesar de que el programa pertenece a Mediaset, se le daba la oportunidad de contar su versión sobre esa casa de Marbella, valorada en un millón de euros, es suya y que Rilo se hizo con ella con malas artes.

“Tú eres un hijo… de tu madre. Esa casa la he pagado yo con mi trabajo y lo voy a demostrar aunque sea lo último que haga en mi vida. No te vas a ir de rositas. Puedes sacar cosas mías pero yo también de ti. Tengo miedo, son muchos años callada y no puedo hablar más pero si se me va la olla me importa una mierda que me demande… pero yo digo quién eres tú”, respondía de manera directa.

“Se ha portado como un cerdo, es una mala persona, te he querido como nadie. He trabajado mucho y no tengo nada. No es justo lo que está haciendo conmigo. El otro día, dos coches de policía me rodearon como si yo fuera una delincuente y eso no se puede hacer con alguien que te ha dado la vida. Es muy listo y no hablo más porque me puede joder”, remataba Toñi, visiblemente afecta por la enésima polémica en la que se ha visto envuelta desde que decidió participar, junto a su hermana, en ese ‘Supervivientes’ que no les ha traído más que disgustos desde entonces.

Fuente: Leer Artículo Completo