Julio Iglesias: las mujeres de su vida y sus grandes historias de amor (de Isabel Preysler a Miranda, sin dejarnos a Priscilla Presley, Giannina Faccio o Vaitiare)

Julio Iglesias es noticia por su visiblemente delicado estado de salud. Unas fotos lo mostraban caminando por la playa con la ayuda de dos asistentes. Secuelas a sus casi 77 años de un accidente que tuvo lugar en 1962 y que, aunque casi le deja sin andar para siempre, fue el que puso la música en su camino. Un camino lleno de hitos musicales y de ‘muescas’ amorosas que le convirtieron en el ‘latin lover’ por antonomasia. Enamorado del amor en sus canciones y menos apegado a él en la realidad, famosa es la cifra de mujeres con las que supuestamente se habría acostado: 3000. Desde la que iba a ser la mujer de su vida, Isabel Preysler, su primera mujer, hasta la segunda -y quizá definitiva-, Miranda Rijnsburger, muchas mujeres han pasado por su vida en romances más bien fugaces y siempre marcados por las infidelidades de él y las cada vez mayores diferencias de edad.

Julio Iglesias iba para futbolista (o abogado) hasta que, a los 19 años, un accidente de tráfico recondujo para siempre su carrera. Como parte de su rehabilitación, un enfermero le regaló una guitarra, con la que empezó a poner música a los poemas que tenía escritos. Una vez recuperado, viajó a Inglaterra a aprender inglés (y a tocar en pubs) y allí conoció a Gwendolyne Bollore, una chica de la que se enamoró y que le inspiró la famosa canción titulada con su nombre con la que quedaría en cuarto puesto en Eurovisión en 1970. Justo ese año, Gwendolyne quedaba atrás porque Julio había conocido a la que iba a ser “la mujer de su vida” (una frase que repetía bastante a menudo, según su representante de la época, Alfredo Fraile): Isabel Preysler.

La bella joven (a Isabel, Julio le sacaba 8 años: lo de ser mayor que sus parejas se iba a convertir en una constante durante toda su vida, con algunos casos muy llamativos e inaceptables hoy en día) estaba en una fiesta de la alta sociedad cuando el artista se fijó en ella. Acabaron casándose al año siguiente, con ella embarazada, algo que le supuso un enorme disgusto a la socialitée. Para 1976 su relación estaba rota aunque tenían ya a sus tres hijos: Chábeli, Julio José y Enrique. Mucho después, se supo también que en aquella época había tenido otro con la bailarina portuguesa María Edite Santos, Javier Sánchez Santos, que recientemente ha sido reconocido como hijo legítimo por la justicia.

Julio Iglesias después de Isabel Preysler

La modelo venezolana Virginia Sipl fue su primera relación duradera tras divorciarse. Estuvieron juntos 5 años en los que ella, básicamente, se dedicó a esperarle en su mansión de Indian Creek, porque Julio Iglesias cumple ese tópico de las personas infieles: ser, a la vez, muy celosas con sus parejas. También serían sonados sus romances con Jehan Sadat (la hija del presidente egipcio Anwar El Sadat), la actriz Sydne Rome, o la costarricense Giannina Facio, que venía de ser el detonante del divorcio entre Carolina de Mónaco y Philippe Junot y que después se convertiría en la esposa de Ridley Scott. Punto y a parte merece su affair con la viuda del rey del rock, Priscilla Presley, que ya había vivido en sus carnes lo que era estar casada con un ídolo siendo, además, mucho más joven que él. En 1981 la portada de la revista de corazón ‘Garbo’ iba más allá y anunciaba campanas de una boda que nunca se produjo.

A estas alturas ya se distingue el patrón de Julio Iglesias: mujeres a menudo racializadas, siempre bellísimas y muchas veces considerablemente más jóvenes que él. Es el caso de Vaitiare Hirshon, una mujer haitiana con la que comenzó a salir en 1982, cuando ella tenía solo 17 años (y él casi 40), y que hace unos años publicó unas memorias en las que aseguraba que el cantante le había introducido en el consumo de cocaína y le había obligado a participar en prácticas sexuales. Unas declaraciones que, según fuentes cercanas al artista, le parecieron una traición pero por las que no demandó a Hirshon. Un caso similar es el de Mónica Gonzaga, una actriz argentina con la que se habría relacionado a principios de los 70, cuando aún estaba casado con Isabel Preysler y Gonzaga tenía solo 16 años, frente a los 33 de él. La intérprete hizo público este romance -una palabra que en este caso habría que utilizar con muchos reparos- hace unos meses, y comentó que aunque ella guarda un gran recuerdo de él, hoy en día Julio Iglesias habría entrado en prisión por relacionarse con una menor.

Muchas más mujeres han pasado, más o menos brevemente, por la vida del cantante de ‘La vida sigue igual’. Una de ellas, según confesó Kiko Matamoros, fue una jovencísima Makoke, una relación que en 2019, en una entrevista exclusiva para ‘Hola!’, la actual esposa del artista Miranda Rijnsburger se encargó de poner en duda. Ella lleva siendo la compañera de Julio Iglesias desde que se conocieron en 1990 (a los 24 y 47, respectivamente), y con ella ha tenido 5 hijos: Miguel, Rodrigo, las gemelas Victoria y Cristina y Guillermo, el menor de todos, nacido en 2007. Ambos se casaron en 2010 y viven a caballo entre República Dominicana, Miami y Marbella. Su relación con Miranda tampoco ha estado exenta de rumores de infidelidad. Pero pasados los 70 y con los problemas de salud cada vez más presentes en su vida, parece que Julio Iglesias ha aparcado lo de truhán para quedarse, solo, con ser un señor.

Fuente: Leer Artículo Completo