Harry y Meghan recibirán una invitación para la coronación de Carlos III y Camila: ¿aceptarán?

  • El árbol genealógico de la familia real británica
  • Meghan Markle: todos los detalles de su vida en imágenes
  • Las imágenes inéditas de ‘Enrique y Meghan’ de Netflix

    A pesar de la polémica por el documental que el Príncipe Harry y Meghan Markle han hecho para Netflix, los duques de Sussex podrían estar próximamente en el acto de coronación de Carlos III. Según apuntan varios medios ingleses, como el Daily Mail, el rey emitirá las invitaciones para el evento -que se celebrará en la primavera de 2023-, y entre los nombres estarán los de Harry y Meghan. La noticia ha sorprendido a todos después de ver cómo la pareja ha cargado contra la Familia Real británica en su docuserie para Netflix, en la que han hecho declaraciones y acusaciones bastante fuertes, pero todo tendría una explicación.

    Según apunta el Daily Mail, esta invitación estaría justificada p0r los títulos que la pareja aún ostenta, y también hay que tener en cuenta que Harry -que hace unos meses desveló su nombre real, que no es Harry- es el quinto en la línea de sucesión al trono (después del príncipe Guillermo y sus tres hijos, Jorge, Carlota y Luis). Ahora, la pelota estará en el tejado de los duques, que tendrán que decidir si aceptan la invitación, dando la que será una de las imágenes del 2023, o si preferirán declinarla. Una decisión ésta segunda que estaría más acorde a su comportamiento en los últimos años para con la Familia Real, de la que se han distanciado más que nunca.

    El matrimonio, tras las vivencias que han contado, habrían solicitado a la familia de él una disculpa, mientras que desde Windsor se estarían negando a ello hasta que los duques no admitan también sus errores. Un tira y afloja familiar que ha dividido a la sociedad británica, y que ha llegado a altas instancias: algunos parlamentarios incluso han pedido que se despoje a Harry y Meghan de todos sus títulos, pero la Casa Real no ha movido ficha. Desde el Sunday Times, se apunta a que la pareja habría pedido una reunión de toda la familia para tratar tan delicados asuntos antes de la coronación.

    Esto, sin embargo, de tener lugar, sería después de las Navidades: se espera que el rey Carlos pase las fiestas en el palacio de Sandringham, donde tradicionalmente las celebraba la reina Isabel II. También se espera que acudan en algún punto el príncipe Guillermo, su mujer -Kate Middleton- y sus tres hijos, pero, como era de esperar, Harry y Meghan no pasarán esos días con su familia.

    ¿Cómo van los preparativos de la coronación?

    Los actos, que tendrán lugar el próximo 6 de mayo en la Abadía de Westminster, avanzan a buen ritmo. La corona de San Eduardo ya ha sido retirada de la Torre de Londres, donde se guardan las joyas reales, para hacerle los ajustes pertinentes para que encaje perfectamente el día de la coronación. De la corona de la reina consorte Camila Parker Bowles, aún no se sabe nada, aunque se rumorea que podría haber elegido la que llevó la Reina Madre en la coronación de su marido, Jorge VI, en 1952, y que tiene el preciado y polémico diamante Koh-i-Noor, de 108 kilates, 5 milenios de antigüedad, reclamado por varios países y rodeado de misterios y robos desde su extracción en la India.



    Fuente: Leer Artículo Completo

    Noticias de estilo de vida