Guillermo Furiase sorprende a Lolita en ‘Déjate querer’ con un emotivo mensaje

  • El árbol genealógico de Lola Flores: así es su familia
  • Lola Flores, así fue la intensa vida de ‘La Faraona’
  • Lolita quiere ser tentadora en ‘La isla de las tentaciones’

    A días de haber despedido a un gran amigo, Lolita se ha roto en el plató de ‘Déjate querer’. Entre lágrimas y risas, la cantante se ha emocionado ante la sorpresa que le tenía guardado el programa y que ella menos se esperaba: su hijo Guillermo. El también músico no está acostumbrado a los focos y mucho menos a lanzar mensajes emotivos por lo que su presencia ha descuadrado por completo a su madre.

    En el momento en el que Lolita descubría que quien se sentaba al otro lado del muro era su hijo, no podía contener las lágrimas de la emoción. «Ay por Dios, si a él no le gustan estas cosas», decía entre sonrisas, «que estoy en edad de infarto, hijo, ¿qué me vas a decir?», bromeaba la cantante sin apenas dejar hablar a Guillermo. “Vivimos juntos y nos vemos siempre, pero trabajas mucho y me llamas y te digo que eres muy pesada y me dejes en paz, pero es solo una máscara que me pongo…”, comenzaba su hijo.

    Tras ello, Guillermo continuaba con un mensaje que rompía del todo a la cantante: “Si soy fuerte es gracias a ti. Sabes que siempre te digo ‘te quiero’ mirando hacia un lado, pero ahora quiero decírtelo delante toda esta gente. Soy tu mayor fan como persona, como artista, como madre… gracias por cogerme el teléfono a la hora que sea, por aguantar el ruido que hago a las tantas, por enfadarme cuando tienes tú la razón… Eres muy importante para mí, y para mi vida. Y ahora que tienes dos nietos maravillosos de los que soy tío, que no te olvides de que también eres madre”.

    Entre lágrimas, Lolita recordaba la estrecha relación que tiene con su hijo a quien le cuenta un gran número de secretos, con el que convive, y confesaba lo que suponía para ella tenerle en su vida: «Para mi es un orgullo haberte parido, y eso que no quería porque las cosas estaban ya fatal con tu padre. Pero gracias a Dios que me iluminó para tenerte porque tú y tu hermana sois lo más bonito de mi vida». Y es que, tal y como confesó en la entrevista, ella se refugió en sus hijos y en el trabajo tras la muerte de su madre y su hermano: «Me volví loca, me salvaron mis dos hijos».

    Asimismo, Lolita ha confesado que aunque su hijo no es dado a dar muestras de cariño sí que le ha dado algunas muy significativas: «Llegó un día con 3 copitas, me despertó, me abrazó y me dijo ‘mamá, no quiero que te mueras nunca’, le dije ‘algún día me tendré que ir’, y me dijo ‘bueno sí, pero el día que te mueras déjame tus almohadas’. No me pidió joyas ni diamantes, me pidió a lo que me abrazo, lo que tiene mi esencia… Fue la mejor muestra de cariño que me pudo dar».

    Aprovechando la visibilidad pública, Lolita ha vuelto a apoyar la carrera de solista de su hijo: «Antes de que me vaya me gustaría verte triunfar llenando estadios», confesaba, algo que le está costando a Guillermo porque «el apellido que llevo con orgullo hay gente al que le pesa, pero todo llegará». «Él sabe que es difícil. Me ha visto cuando he estado tres meses que no me llamaban ni para insultarme, he tenido que pedir créditos… La vida del artista, al menos la mía, no es un camino de rosas… ellos lo han vivido conmigo. La realidad no se disfraza en mi casa».

    Fuente: Leer Artículo Completo