En grupos burbuja y dentro de Windsor: así será la Navidad para la Familia Real Británica

Esta será una Navidad atípica, también para la Familia Real británica. La crisis sanitaria originada por la Covid-19 en la que está sumergida la sociedad desde principios de marzo impide poner en marcha las tradicionales reuniones o eventos multitudinarios que tanto definen estas fechas festivas, lo que ha provocado que los Windsor, siguiendo al pie de la letra las recomendaciones de los expertos, cancelen la tradicional salida a la residencia en Sandringham (Norfolk) con motivo de estas celebraciones.

Es tiempo de reducir al mínimo todo encuentro, por ello, y aunque todavía no hay comunicado oficial por parte de la Reina, un portavoz del Palacio de Buckingham. ha asegurado que tanto Isabel II como el duque de Edimburgo pasarán las fiestas dentro del Castillo de Windsor, residencia en la que han pasado los últimos meses.

A diferencia de años anteriores, la monarca ha decidido optar por los denominados “grupos burbuja” para las fechas más señaladas con el objetivo de no unir a un grupo tan amplio. Según informan desde Daily Mail, Isabel II habría pensado en pasar la Nochebuena tan solo con su hijo mayor Eduardo y su mujer, Sophie de Wessex, de esta manera tan solo uniría dos núcleos familiares.

Pese a ello, todavía hay dudas sobre si finalmente el príncipe Carlos y futuro heredero al trono también acaba por unirse a esta reunión en compañía de Camila y los duques de Cambridge. Por el momento el Palacio de Kensington no ha desvelado los planes para estos días.

En cuanto al día de Navidad, este 2020 no tendrá lugar la clásica reunión de toda la familia para la misa tradicional en la iglesia de Sainte-Marie-Madeleine. Los rumores apuntan a que una jornada de caza, al aire libre y con mínimo riesgo de contagio, será la opción elegida por la consorte.

https://www.instagram.com/p/CHydDgpnJW9

A post shared by The Royal Family (@theroyalfamily)

Esta será la primera vez en más de tres décadas que la Reina de Inglaterra, de 94 años de edad, no acude Sandrigham para celebrar la Navidad. El estado de salud de su marido, Felipe de Edimburgo parece hacer sido determinante para cancelar esta salida.




Fuente: Leer Artículo Completo