El sobrino de la reina Sofía se casa dos veces mientras su sobrina lleva dos años esperando… ¿Qué está pasando con las bodas de la familia real griega?

Por el caos reinante parece una de las líneas argumentales de Mi gran boda griega pero ya sabemos que la realidad a veces supera a la ficción. La sucesión de enlaces y bodas de los hijos que le quedaban solteros al hermano de la reina emérita doña Sofía, el rey Constantino de Grecia, nos están dejando sin palabras. De un lado está la prima del rey Felipe VI, la princesa Teodora, que anunció que se casaba allá por 2018 con su novio el abogado Matthew Kumar y todavía no lo ha conseguido en el más puro estilo de la princesa Mako de Japón y de otro a su hermano el príncipe Felipe que en menos de un año ha celebrado no una sino dos ceremonias de boda. ¿Qué les está pasando a la familia real griega con sus bodas?

El príncipe Felipe de Grecia de boda secreta a reboda íntima

El sobrino de la reina Sofía, el príncipe Felipe (o Phillippo) de Grecia está muy enamorado de su ya mujer, la rica heredera Nina Florh, con la que se le relaciona desde 2018. Cualquiera al ver los arrumacos de la pareja en sus cuentas de Instagram pensaría que tras el anuncio oficial de su compromiso llegaría una de esas bodas que nos gustan pensar que son las del siglo aunque sea por todo el rancio abolengo que ostenta él y la cantidad de dinero que posee el padre de ella.

Pero no, para nuestra sorpresa ningún royal tuvo que desempolvar la mantilla de las grandes ocasiones porque la pareja decidió casarse tres meses más tarde del anuncio de su compromiso por sorpresa, en secreto, en una boda civil, ante sólo dos testigos y en una estación de esquí. De las fotos del evento solo podemos decir que hacía frío y ella llevaba un traje de Chanel.

Con la llegada del buen tiempo la pareja parece que ha recapacitado y decidido celebrar su unión con lo que ellos mismos han bautizado como la “reboda” primaveral y bucólica para celebrar casi cinco meses después que están casados. Y esta vez tampoco ha habido ni tiaras ni presencia real, solo amigos íntimos en la campiña inglesa, una tarta y muchos arreglos florales a cuenta de la íntima amiga de la novia.

La otra cara de la moneda, la princesa Teodora y su boda que nunca llega

Visto lo visto cabe concluir que celebrar un enlace real debe de ser muy complicado, pero creemos que también ha quedado claro por la actitud del príncipe Felipe que si se quiere, se puede… o al menos eso es lo que debería empezar a pensar su hermana Teodora. A finales de 2018 la familia real griega anunció a los cuatro vientos que la princesa Teodora se había comprometido con un abogado, Matthew Kumar, y el enlace se celebraría por todo lo alto en 2019.

Sin dar mayores explicaciones lo que iba a pasar a 2019 se pospuso a mayo de 2020. No hay que explicar cómo fueron las circunstancias mundiales en el mes de mayo del año pasado, ¿suficientemente problemáticas como para que se anulara la boda de nuevo?

Parece ser que sí, y lo que a Phillippo no detuvo a su hermana la mantiene congelada en un terno tiempo de compromiso. Finalmente nos hemos quedado sin la gran boda griega a la que todas las familias reales europeas reinantes y no reinantes iban a acudir en una hermosa isla helena como la de Spetses, donde el hermano de ambos, el príncipe Nicholas, celebró su enlace en 2010. La realidad es que Teodora no se casa, su boda nunca se celebró… y no se ha vuelto a comentar el tema.

Fuente: Leer Artículo Completo