El rey Alberto de Bélgica reconoce a Delphine Böel como hija biológica tras las pruebas de ADN

Después de cinco años, Delphine Böel lo ha logrado. La escultora belga de 51 años llevaba ese tiempo batallando en los juzgados para que el rey de su país la reconociera como hija biológica. Ahora, tras los resultados arrojados por la prueba de ADN, a este no le ha quedado más remedio que darle la razón y aceptarla como tal.

Es más, ha emitido un comunicado en el que dice acatar la resolución definitiva. Ha sido a través de su abogado como ha reconocido que “el rey Alberto ha decidido poner fin con honor y dignidad a este doloroso proceso“. Un escrito en el que no hay ni rastro de arrepentimiento por haber obstaculizado el proceso, y en el que Alberto defiende que jamás se involucró en la vida de Delphine, dejando vía libre para su educación y crianza al que ha sido su verdadero padre, Jacques Böel.

El mismo que, cuando Delphine decidió emprender este camino judicial, tomó la decisión de apartarse de ella. No entendía que comenzara una batalla en los juzgados en busca de la paternidad biológica cuando él se había hecho cargo desde que nació. Alberto de Bélgica, afea esta conducta de la que hoy es ya su hija a los ojos de la Justicia.

“Más de 40 años después, la señora Delphine Boël ha decidido terminar su vínculo afectivo con su padre y cambiar de familia. Y eso a través de un proceso largo, doloroso y que se ha revelado como judicialmente contradictorio”, se puede leer en ese comunicado que ha caído como una bomba en un país en el que la corona es un elemento de unión entre los ciudadanos esencial.

El rey, además, se lamenta de que este proeceso judicial “no haya respetado la vida privada de ambas partes“. O lo que es lo mismo, considera que este juicio ha perjudicado a su imagen, a pesar de que la historia viene de largo. Concretamente de 1999, cuando se publicó una biografía no autorizada de la reina Paola en la que ya se nombraba a una hija de Alberto fuera del matrimonio.

Años más tarde, Böel entraba en escena. En 2008, incluso, llegó a publicar su propia biografía para contar los pormenores de la relación de Alberto de Bélgica con su madre. Hoy, puede estar satisfecha al haber llegado a la meta. Bastante más que los miembros de la familia real belga, ya que esta resolución podría traer asociadas consecuencias de tipo económico: ¿entrará dentro del reparto de la herencia?

Fuente: Leer Artículo Completo