El nuevo proyecto de Isabel II que disfrutaría mucho su madre

La reina Isabel II está ‘levantando espíritus’ durante la pandemia en más de un sentido. Su Majestad ha lanzado su propia marca de ginebra, con sabor a productos botánicos cultivados en los terrenos del palacio de Buckingham, la bebida exclusiva podría ser una de las más caras del mundo, con un precio de 40 libras (44 euros) por botella. El plan es que se venda en las tiendas de regalos de la Royal Collection y que también se sirva en eventos reales.

"La bebida espirituosa está impregnada de notas cítricas y herbales derivadas de 12 productos botánicos, varios de los cuales son del jardín del Palacio de Buckingham, incluyendo verbena de limón, bayas de espino, hojas de laurel y hojas de morera", revela un portavoz de la Royal Collection. "La plantación de moreras se popularizó en Inglaterra durante el reinado de Jaime I y esta asociación real continúa hoy, con 40 especies diferentes de árboles en el jardín del palacio".

La inclusión de morera en particular ha entusiasmado a los aficionados a la ginebra, ya que es un ingrediente poco común: después de todo, es un mercado competitivo, con más de 200 destilerías de ginebra artesanal en el Reino Unido, entre ellas la marca De Gordon, bendecida con el sello real.

La Reina Madre, Isabel Bowes Lyon, era famosa por su predilección por el alcohol. Se tomaba un vaso de ginebra y un Dubonnet antes del almuerzo y un martini por las noches. Su hija y su yerno, la reina Isabel II y el duque de Edimburgo, heredaron su hábito.

La noticia llega cuando el Royal Collection Trust busca diversificar sus fuentes de ingresos ante las pérdidas récord debido a la pandemia de coronavirus, con sus residencias reales y tiendas de regalos cerradas durante varios meses (aunque se acaba de anunciar su próxima reapertura, con capacidad reducida y un sistema de reserva para distanciamiento social, este verano).

Se preveía que la Royal Collection obtendría 85 millones de euros este año, pero solo ha ganado 14 millones de momento. Los pagos han sido congelados y se ha iniciado una consulta sobre el plan de pensiones. El Fideicomiso también valora despidos voluntarios para aliviar las pérdidas según un memorando filtrado del jefe de personal Lord Chamberlain publicado por The Telegraph.

Artículo publicado originalmente en Tatler y traducido. Acceda al original aquí.

Fuente: Leer Artículo Completo