El entorno de Paloma Cuevas, molesto y dolido por cómo Enrique Ponce está manejando de cara al público su relación con Ana Soria

Sin esconderse y dejando claro que entre ellos hay ‘feeling’. Así es como se mostraban Enrinque Ponce y Ana Soria (su duro mensaje a Paloma Cuevas) en esa primera foto juntos que compartían. Una instantánea en la que era indiscutible que el amor estaba en el aire, refrendando las palabras que el diestro había pronunciado en ‘Sálvame’ y en la portada de la revista ‘Semana’ días atrás.

Lo cierto es que, desde que saliera el nombre de esta joven estudiante, el revuelo mediático se ha multiplicado de manera exponencial en relación al día que saltó la noticia de la ruptura del matrimonio de Enrique con Paloma Cuevas. Llevamos casi dos semanas hablando del tema y parece ser que al entorno de ella no le está gustando nada cómo se están dando las cosas ni cómo está manejando él la situación de cara al público.

Es el portal Vanitatis quien así lo revela tras ponerse en contacto con el círculo íntimo de Paloma. Esta habría visto esa foto mientras estaba recluida en su Finca Cetrina, en Jaén, y para ella habría sido un impacto “grande, inesperado y muy doloroso. Una cosa es que te lo cuenten y otra muy diferente ver que la persona con la que hasta ahora has compartido la vida aparece por decisión propia con esta chica”.

Este entorno sostiene que les ha llamado la atención que las cosas vayan tan rodadas entre la nueva pareja, cuando hasta hace unos meses se dejaban ver de la mano en los acto públicos. Sí, podría haber crisis, pero lo cierto es que esa imagen que daban, no hacía sospechar que él estuviera, incluso, en disposición de encontrar de nuevo el amor de manera exprés tras cuarto de siglo al lado de Cuevas.

Paloma sigue recluida, como decimos, en esa finca que ha sido el domicilio familiar todos estos años. Tan solo ha salido de la misma en una ocasión para realizar un viaje a Madrid. Tranquila y apoyándose en el calor de sus hijas, trata de pasar esta tormenta mediática procurando que el agua le salpique lo menos posible para no sufrir.

Fuente: Leer Artículo Completo