El club de buscadoras del orgasmo que terminó en tragedia: así desmontó el FBI el imperio dedicado al placer de las mujeres que respaldó Gwyneth Paltrow

La primera vez que el mundo tuvo noticias de Nicole Daedone fue en una charla TED en San Francisco, donde aquella mujer de 40 años impecablemente vestida desveló su maravilloso encuentro con lo que llamaba “sexualidad contemplativa”. Fue en 1998 gracias a un hombre que puso una linterna frente a su vagina y le hizo una descripción pormenorizada de lo que veía, antes de procurarle un orgasmo. Su apuesta era fuerte: construir un imperio alrededor del placer femenino. Evidentemente, había y hay demanda. Aquella charla supera los dos millones de visionados en YouTube.

El imperio de Nicole Daedone, aliñado con algunos libros como ‘Slow Sex: The Art and Craft of the Female Orgasm’ (‘Sexo lento: el arte y la artesanía del orgasmo femenino’), comenzó a subir como la espuma a comienzo de siglo. Lo bautizó OneTaste como un grupo de afines, entusiastas y buscadoras consagradas a la tarea de conseguir que todas las mujeres lograran su ración necesaria de orgasmos. La herramienta para conseguir era la “meditación orgásmica”, abreviada OM, una práctica que fue celebrada por diosas de la new age consumista como Gwyneth Paltrow o la viral Kourtney Kardashian. Gracias a Hollywood, OneTaste llegó a facturar 12 millones de dólares al año y tuvo centros en nueve ciudades, incluidas Nueva York, San Francisco y Londres.

https://www.instagram.com/p/lbPxz3BW1N/

Una publicación compartida de VANESSA LENGIES (@littlelengies)

¿Qué ha pasado para que este imperio, una auténtica secta del placer que concitó a miles de mujeres a una búsqueda decidida del orgasmo perfecto, haya terminado en manos de los investigadores del FBI? Acusaciones muy serias por parte de algunos de su exmiembros: tráfico sexual y violación entre ellas. Unos delitos que Nicole Daedone, quien estuvo a punto de convertirse en monja budista veinteañera, siempre ha tachado de ridículos y ha negado. Sin embargo, en 2017 desapareció del mapa. Abandonó su posición como CEO de OneTaste, vendió sus acciones a tres miembros del grupo y se esfumó. ¿Por qué?

Daedone entró en contacto con el poder del orgasmo femenino en 1998, cuando entró en contacto con un grupo de ‘búsqueda sexual’ que practicaba el llamado “orgamo deliberado”: la mujer se desnudaba de cintura para abajo y el hombre se limitaba a manipular su clítoris. La leyenda del grupo contaba que, en 1976, una practicante llamada Diana había logrado orgasmos durante tres horas. Entonces, la idea de que el clítoris fuera el centro de la relación sexual y de que las mujeres no estaban obligadas a ‘devolver’ esos orgasmos a sus compañeros era, como poco, innovadora.

https://www.instagram.com/p/BMmRtBIAIBT/

Una publicación compartida de Jennifer McKinney (@birdiejen)

Nicole Daedone vivió dos años en aquella comuna. La dejó cuando se dio cuenta de que no iba a ser su líder ni el grupo tenía ningún deseo de convertir su saber sexual en un negocio. Ella supo convertirlo en un producto, aunque limitó la expectativa a 15 minutos de orgasmo. En 2004 comenzó a comercializar retiros urbanos promocionando su técnica, rebautizada “meditación orgásmica” (OM). Luego llegaron las casas, las tutorías, los talleres, las certificaciones de instructores, DVD’s y la venta de todos los elementos necesarios para la práctica OM: cojines y lubricante. Hombres y mujeres eran practicantes, pero solo ellas alcanzaban “el Himalaya”. Todos, sin embargo, pagaban por igual.

En realidad, Nicole Daedone no hablaba de sexo, sino de “sensación” o “conexión”: su retórica publicitaria tenía que ver más con el yoga que con el deseo sexual. Así, en el universo de OneTaste dos personas que jamás se acostarían juntas si podrían, sin embargo, practicar OM. Este cóctel de ambigüedad sedujo a Khloé Kardashian y, sobre todo, a Gwyneth Paltrow, quien entrevistó varias veces en su influyente website ‘Goop’ a Daedone. “OM ha sacado el sexo del lado oscuro, de debajo de las sábanas, del terreno de la vergüenza, y lo ha llevado a la luz“, llegó a decir una deslumbrada Paltrow.

https://www.instagram.com/p/B3dBi0OlylV/

Una publicación compartida de Gwyneth Paltrow (@gwynethpaltrow)

Hacia 2009, OneTaste comenzó a ser referido en algunos medios de comunicación como una secta. Fueron menciones puntuales, pero significativas. En 2015, Daedone organizó una serie de eventos bajo la denominación ‘Escuela de Magia’ y nombró a algunas personas de su círculo privado como “sacerdotes y sacerdotisas del orgasmo”. Daedone llegó a decir al grupo que Maitreya, el Budha del futuro, no sería una persona, sino la comunidad OneTaste llamada a “sanar al mundo mediante el orgasmo”. En 2017 el negocio florecía como nunca, con 150 personas en el staff de ventas y programas de coaching anuales con una matrícula de 60.000 dólares. Un taller intensivo donde Daedone enseñaba personalmente su técnica clitoridiana costaba 36.000 dólares.

https://www.instagram.com/p/BhLNpBzle08/

Una (@erosunddu)

En 2017, decíamos, Nicole Daedone desapareció del mapa. Poco después salieron a la luz acusaciones de explotación laboral, con jornadas interminables en las que los comerciales debían llamar sin parar a los participantes en los talleres de OneTaste para que siguieran adquiriendo cursos y experiencias, incluso urgiendo a contratar tarjetas de crédito para financiarlos. Algunos clientes llegaron a encontrarse con una deuda de 150.000 dólares. Además, trascendió que la empresa había llegado a un acuerdo económico (325.000 dólares) con una exempleada que demandó por haber sido obligada a mantener relaciones sexuales con un cliente y sufrió acoso y abuso sexual.

https://www.instagram.com/p/CB91vGMKyoC/

Una publicación compartida de Pleasure & Confidence Coach (@itslisawelsh)

Poco a poco, fueron saliendo exempleadas que relataron haber sido coaccionadas para mantener sexo con hombres ricos que pagaban un dineral por los cursos sexuales. Trascendió la retórica de Daedone para justificar tales prácticas: una mujer empoderada por el orgasmo tiene el poder suficiente para tener sexo con cualquiera y con varios. “Todo lo que toca se converte en pura alquimia”.

En 2018, OneTaste cerró sus oficinas en Estados Unidos y dejó de ofrecer retiros y talleres. Tampoco existe su sitio web, que se ha transformado en The Institute of OM, dedicado a “ayudar a la gente a incrementar su salud, felicidad y conexión mediante la Meditación Orgásmica”. Dicen que Daedone vive ahora en Tailandia. O quizá en Italia, junto a un ex instructor de OneTaste. Su culto, pese a las investigaciones del FBI, continúa online. El nuevo sitio web anima: “Ponte en marcha en casa con nuestra guía oficial para la meditación orgásmica”.

Fuente: Leer Artículo Completo