Eduardo Noriega: "Conocí a a mi mujer en un festival solidario"

Hace unas semanas, se presentó en el FesTVal —Festival de televisión de Vitoria—, la producción de Telemundo International Studios, en colaboración con Isla Audiovisual, No te puedes esconder, una serie rodada entre España y México, con un reparto de actores de ambos países, entre los que figuran nombres como: Blanca Soto, Maribel Verdú, Iván Sánchez, o Eduardo Noriega, este último todavía sorprendido de que hayan contado con él para un papel de acción…

Es que probablemente es la serie con más secuencias de acción, peleas, saltos o disparos, que he tenido en mucho tiempo. Y a mí me han hecho correr, saltar y disparar, aunque el personaje me gusta porque oculta algo y cuando, al fin, encuentra un motivo por el que pelear y levantarse, seguirá escondiendo un secreto que le atormenta. La serie tiene muy buena pinta, mucha fuerza visual… Encima, el hecho de rodar en dos países le da mayor categoría.

Corazón Además es de los pocos que ha tenido que rodar allí y aquí.

Eduardo Noriega Sí y eso siempre es un gancho. No muchos proyectos se ruedan en Madrid y México, al mismo tiempo. Aquí, en Madrid, se han mostrado lugares emblemáticos y señoriales como el edificio de Correos, la Puerta de Alcalá, la Plaza del Callao…He rodado en la Gran Vía, 21 años después de Abre los ojos… Se han mezclado estos lugares simbólicos, con vocación de vender la ciudad de Madrid a un mercado americano, con lugares más populares y coloridos de México. Todo eso le da un empaque a la serie y una gran factura visual.

C. Sabemos que su personaje es el de un policía alcohólico…

E.N. Es una persona que no está pasando por el mejor momento de su vida, le han echado del cuerpo y se ha dejado embaucar por criminales que le ofrecen dinero a cambio de matar. Él no está hecho de esa pasta, no es un criminal que asesine a sangre fría, aunque en un momento de desesperación cree que puede hacerlo.

C. Y, Eduardo Noriega, ¿cómo es? ¿Crees que alguna vez en la vida podemos llegar a saber cómo somos?

E.N. Creo que podemos llegar a hacernos una idea… Tengo entendido que usted quería ser médico, piloto o futbolista… Eran deseos infantiles. Ahora, cuando hablo con mi niña de cinco años, me dice: “Papi, quiero ser demasiadas cosas y no me va a dar tiempo a serlo todo en un día”. “En un día no, cariño, pero en una vida vas a tener tiempo de probar muchas de esas cosas”, le digo

C. Ser actor es una forma de poder desempeñar muchos roles. Quizás podría darle la idea a su hija, para que le de tiempo a hacer lo que quiera…

E.N. Mejor no voy a darle pistas (risas), aunque la idea la va a tener, indudablemente. Siempre quiere ver mis películas y yo le digo que no son para una niña de cinco años, pero me pide que le cuente el argumento, asi que imagino que será inevitable…

Mis padres me inculcaron la importancia de ser solidario”

C. Sí está claro es que es un hombre preocupado por muchas causas solidarias…

E.N. Mi padre, no sé por qué, hace muchos años, tuvo que cuidar de su abuelo enfermo y eso hizo que faltara mucho a clase. Aquello se le quedó grabado toda la vida. Por eso, siempre que podía, colaboraba con la escuela del pueblo. Estaba obsesionado con la educación, era como una espina clavada. Mi madre también era muy solidaria. Recuerdo que se ocupaba de una familia de gitanos en Santander, con 17 hijos. La llamaban: ‘la madrina’, yo la acompañaba y llevábamos cajas con comida. Si operaban a la madre, cogía a los niños y los traía a casa. Nos lo han inculcado desde niños. Además, yo trabajo en una profesión que tiene mucha repercusión y tengo el privilegio de tener un micrófono delante, algo que es un lujo, pero también una responsabilidad, porque para hablar de ciertos temas tienes que documentarte.

C. Colabora con ACTAYS, que nació para encontrar la cura de las enfermedades de Tay-Sachs y Sandhoff…

E.N. Es una asociación creada por una madre con una hija enferma que, desgraciadamente, falleció. Esta mujer transformó todo su dolor en algo positivo. Dijo: “tengo que hacer algo por estos padres que van a vivir esta situación. Yo no tuve a nadie, ni siquiera un teléfono al que llamar”. Me pidió colaborar y pensé: ¡cómo no voy a echar una mano a esta persona que está dedicando toda su vida a esto! Yo solo tengo que ir a alguna reunión, dar alguna charla, mandar una foto… Solo hago que esto tenga algo más de repercusión, lo mío es fácil. Otra asociación con la que colaboro es Mundo Justo, de chicas con trastorno de alimentación, gente que está hundida por las drogas… Mi mujer trabajó allí como educadora social y me dio la oportunidad de tratar a esta gente.

C. Hablando de su mujer, creo que la conoció, precisamente, en el Festival solidario de cine español de Cáceres…

E.N. Colaboro con ellos desde hace años, como jurado permanente y es bonito ver cómo el público se vuelca, pagando una entrada para la gala, porque todo el dinero va para distintas causas. Me gusta, porque es mezclar algo tan lúdico como el cine, con la solidaridad y merece la pena hacer ese viaje anual a Cáceres. Y sí, allí, curiosamente, conocí a mi mujer hace ya 15 años.

C. Está ligado a diferentes organizaciones como UNICEF, con la que ha tenido ocasión de visitar Panamá.

E.N. Fue bonita la experiencia porque allí, en el barrio de El Chorrillo, hasta hace muy poco, nadie se atrevía a entrar. Hay una asociación escuela que ha intentado atacar el problema desde la raíz, atrayendo a chavales que estaban en la calle, que eran carne de cañón para las drogas, para la delincuencia, dándoles amistad y apoyo… un estímulo para gente que vive, casi, en la calle. No puedes imaginarte con la ilusión que van a estudiar… Si consiguen que uno de cada diez de esos chavales salga adelante, será un logro maravilloso. Verlo allí te toca y es cuando realmente te emociona.

C. Estamos en septiembre, ¿cómo se presenta la vuelta al cole?

E.N. ‘No te puedes esconder’ se estrena el día 30 de septiembre en Telemundo, y antes de que finalice el año, en Netflix para todo el mundo. Se lanza también, en la misma plataforma, a finales de octubre, una serie española original: H, de género policíaco, cine negro, años 60, Barcelona… Me apetecía ir a una época que, aunque está aquí al ladito, apenas 60 años atrás, muestra una España muy distinta a la de ahora. Es una historia con una mujer protagonista, que interpreta Adriana Ugarte. Yo soy un policía.

C. ¿De nuevo?

E.N. Pero esta vez en activo. Un policía de Madrid al que mandan a Barcelona, huyendo también de un dolor por una pérdida.

C. Y ha empezado a rodar otra serie: Inés del alma mía, basada en la novela de Isabel Allende.

E.N. Interpreto a Pedro de Valdivia, conquistador de Chile. Rodaremos en el desierto de Atacama, en la selva del sur del país. No haremos las mismas peripecias que los personajes reales, pero me siento muy afortunado por tener la oportunidad de rodar en lugares inhóspitos y, a la vez, maravillosos.

Fuente: Leer Artículo Completo