Brigitte Macron: una causa para la primera dama

Solo en 2019, Brigitte Macron asistió a 136 reuniones y entrevistas, 36 almuerzos o cenas, 33 viajes, 20 entregas de premios y 15 exhibiciones. Pero aunque su agenda está repleta de eventos, a los que asiste con o sin su marido, dos años y medio después de llegar al Palacio del Elíseo, no ha abanderado ningún proyecto propio. De hecho, la prensa francesa apenas tiene acceso a ella y, a menudo, su presencia en los eventos públicos solo se anuncia a posteriori.

Pero con el año nuevo, Macron ha estrenado una nueva estrategia. Y una nueva causa. Hace unos días, la primera dama francesa se convertía en la nueva embajadora de Operación Pieces Jaunes, que desde hace 30 años se encarga de recolectar las donaciones en calderilla de los franceses para financiar hospitales infantiles a través de la fundación Hospitales de París-Hospitales de Francia. Hasta ahora, Bernadette Chirac, viuda del expresidente Chirac, era la cara visible de la iniciativa, pero según la prensa francesa la exprimera dama, que ya tiene 86 años y cuya salud es delicada, le habría pedido a Macron que la sustituyera al frente de la fundación.

No juego a la política. Me mantengo a una distancia profiláctica”

Vestida con un original abrigo-americana, Macron presentó la iniciativa visitando la planta de pediatría de un hospital parisino junto al seleccionador nacional de fútbol, Didier Deschamps. Según la prensa francesa, la presentación de la campaña no es casual y pretende “contraprogramar” las protestas que médicos y enfermeras franceses protagonizan desde hace meses reivindicando mejoras salariales y en sus condiciones para la jubilación.

Pero Macron se ha distanciado de esas supuestas intenciones políticas. “No juego a la política. Me mantengo a una distancia profiláctica porque no tengo habilidades en ese campo y no tengo legitimidad. Aunque supongo que, a veces, todos lo hacemos por accidente”, explicó durante la presentación.

Su nuevo trabajo al frente de la fundación le llevará a recorrer Francia de punta a punta, pero también a visitar próximamente Disneyland con un grupo de niños. La primera dama ya tiene su propia causa.

Fuente: Leer Artículo Completo