Adrien Brody sale con la ex de Weinstein

Hace un mes, parecía complicado establecer un vínculo entre Elsa Pataky y Georgina Chapman. Sin embargo, la actriz y la directora creativa de Marchesa, una de las marcas que antes del escándalo Weinstein era la reina de la alfombra roja, han terminado estando a escasos grados de separación por culpa de Adrien Brody. Hablamos, por supuesto, del protagonista de ‘El Piano’, el aclamado actor que fue novio de Elsa Pataky y que ahora sale con Georgina Chapman, exmujer del depredador sexual.

Repetimos que no parecía fácil vincular a Pataky con Chapman, pues la actriz jamás ha lucido un diseño de Marchesa, pero sorprendentemente ha sido la moda la que ha unido a Adrien Brody y a Georgina. De hecho, ha sido una supermodelo la responsable de este ‘match’, pues fue el pasado mes de abril, durante la presentación de la línea de baño de Helena Christensen, cuando se conocieron. Ahora es difícil olvidar la noticia de ese lanzamiento que entonces pasamos de largo (“Otra colección de una celebrity”), cuando se anunció que Adrien Brody, Georgina Chapman, Carolyn Murphy y Brooke Shields fueron algunas de las celebridades que se habían unido en las playas de Puerto Rico para descubrir los diseños de la colección resort de Stærk and Christensen. Christensen y su socia, que cuentan con su marca desde 2015, se animaron a crear ropa de baño tras cuatro años en el negocio y quisieron presentarla en Puerto Rico tras haber comprobado cómo había conseguido recuperarse del terrible huracán María. Organizar una fiesta por todo lo alto fue su forma de hacer que la gente volviera a hablar de Puerto Rico. Lo que no sabían es que estaban asentando las bases de una historia de amor. ¿Lo mejor? Lo sabemos todo acerca de cómo fue el primer fin de semana amoroso entre Georgina Chapman y Adrian Brody.

El viernes por la noche de abril disfrutaron de una cena de bienvenida en la que el sushi fue el protagonista. La sobremesa estuvo regada de ron y dicen que la fiesta terminó a altas horas de la madrugada. Al día siguiente, quizás con resaca, los invitados disfrutaron de filetes de lubina, burrata y ensaladas nizardas. El rosé se encargó de subir la temperatura y amenizar la conversación. Después los asistentes pudieron ver la colección de baño cerca, y tras disfrutar de la playa, cenaron en su Casa en la playa El Dorado mientras disfrutaban de inacabables copas de vino. La fiesta siguió en el bar.

Al día siguiente, los invitados se fueron a la playa, mientras que otros se relajaron en el SPA del hotel.

Así fueron las primeras 72 horas de la pareja, y pocas veces sabemos con tanto detalle qué hizo la it-couple del momento en sus comienzos. Suponemos que le tendremos que dar las gracias a Helena Christensen, ¿no?

Fuente: Leer Artículo Completo