3 joyas de la Casa Real española entre las más caras

Tiaras, collares, broches, brazaletes… Son innumerables las piezas que conforman los joyeros reales y que en múltiples ocasiones, sobre todo aquellas de gran relevancia social, adquieren un protagonismo superior al de cualquier diseño.

Joyas con tradición, ricas en historia y también en simbolismo, capaces de perdurar en la retina de cualquier amante del buen gusto durante años y a las que sin embargo resulta difícil estimar un valor concreto. ¿Qué precio tienen realmente los diseños que luce Isabel II? ¿Y Doña Letizia?

Una reciente investigación realizada por el portal web jewellerybox ha despejado las dudas revelando el precio exacto de aquellas piezas que destacan en los joyeros de las casas reales. Los diez primeros, con el collar Nizam of Hyderabad de Kate Middleton valorado en 78,6 millones de euros liderando, no dejan lugar a dudas: la casa Windsor es la que cuenta con la colección más cara.


A destacar que son tres joyas pertenecientes a la Casa Real española las que han logrado colarse en esta lista de 47. Diseños que larga tradición para los Borbones que superan los 7,8 millones de euros.

En el número 26 encontramos un diseño que forma parte de la colección de la infanta Elena. Se trata de un collar con rubíes, esmeraldas y diamantes montados en oro que le fue regalado con motivo de su boda con Jaime de Marichalar en 1995 y que este mismo fin de semana le vimos lucir durante el enlace religioso entre el príncipe Philippos de Grecia y Nina Flohr. ¿El precio? 3,5 millones de euros.

Tan solo un puesto más atrás se sitúa una de las tiras más espectaculares de Doña Letizia, la bautizada como Flor de Lis. Una pieza con larga tradición, fue un regalo del rey Alfonso XIII a Victoria Eugenia de Battenberg con motivo de su boda, celebrada a principios del siglo XX valorada en 2,9 millones de euros.

Otra de las royals españolas que también cuenta en su joyero con una de las piezas más caras de la historia es Doña Sofía. Se trata de la conocida como Tiara Prusiana, un diseño estilo neoclásico adornada con hojas de laurel, que fue el regalo de bodas del Kaiser Guillermo II y la emperatriz Victoria Augusta a su única hija, la princesa Victoria Luisa de Prusia, abuela materna de la propia reina emérita. Alcanza un valor superior a los dos millones de euros, en concreto 2.300.000.

Ella misma llevó este diseño el día de su boda con Don Juan Carlos, y décadas más tarde sería Doña Letizia la encargada de elegir esta joya para su enlace con el Rey Felipe.





Fuente: Leer Artículo Completo